El verbo SER unido a los oficios.

Esta reflexión se me ocurrió hace un par de semanas, charlando animadamente en un bar con la novia de mi amigo Héctor, Ester. Me preguntó “¿qué eres?”, refiriéndose a en qué trabajo, y a partir de ahí…

Sólo somos aquello que siempre hemos querido ser (ciclista, fotógrafo…), aunque tengamos otro trabajo. Ésa es sólo una forma de ganarnos la vida; así que no somos aquello en lo que trabajamos a menos que sea aquello en lo que soñábamos trabajar.

Somos nuestros sueños, no nuestros trabajos. ¡No lo olvidéis!

Anuncios