Realmente me ha producido una impresión muy grata la Expo de Zaragoza.

Me enfrentaba a ella como a estos grandes eventos suelo hacerlo, con recelo y desconfianza. Pero de un plumazo me sorprendió positivamente y desaparecieron mis temores infundados. Los edificios y estructuras creados para albergar este enorme evento me parecen muy acertados y muy aprovechables a posteriori para la ciudad y sus gentes. La organización es bastante buena, aunque haya colas, pues te permita conseguir “fast pass” (entradas sin hacer fila) si te das algo de vida y vas temprano. Además, la mayoría de los pabellones que he visitado me han gustado bastante. Las excepciones, aquéllos que parecen, y son realmente, una simple tienda instalada allí para aprovechar esta exposición (La India y Nigeria son ejemplos claros de esta “práctica”). Tal vez un cierto “control de calidad” para casos como éstos no estaría mal. También decir que todas las noches se celebra algún concierto y que no es necesario asistir a estos espectáculos gastando una entrada, pues puedes adquirir una específica para la noche, más económica, por cierto. Además, en algunas ocasiones, con grandes artistas sobre las tablas. Nada que ver con el Forum, donde además de la entrada, después había que abrir la cartera para casi todo lo que merecía la pena.

Así que -después de pequeñas decepciones, como el gran Forum de Barcelona- casi puedo volver a creer en estos macroeventos. A ver si todos vamos aprendiendo a hacer mejor lo que esté en nuestra mano.
Una pena que no pudiese empaparme bien de todo…

Anuncios