Sentados sobre el azul.

Hidratándonos antes del inicio del concierto. Después, con tanto público, sería imposible alcanzar la barra… y los aseos.