Muchos le añoraremos. Por su cercanía, su buen humor, su capacidad para formar a jóvenes…

Era distinto, un franciscano distinto. Luchó por sus ideas y creó de la nada un campamento, ahora referente, llamado AFA y sito en Descargamaría.

Muchas personas pueden hablar mucho más y mucho mejor del Padre Pacífico, pues mantuvieron más contacto con él.

Lo que sí es cierto es que se ha ido una persona distinta, alguien que rompía con muchos esterotipos propios del clero (por su personalidad) y del resto de la sociedad, por saber acogernos a todos.

Os dejo aquí un montón de enlaces a distintos artículos que hablan de suy adiós y de toda l repercusi´`on que ha tenido en una ciudad tan pequeña como Cáceres, donde personas así siempre harán falta.

Gracias, Pachi. ¡Suerte allá donde estés!

Artículos:

“El mejor de los maestros”.

“MIsa en Santo Domingo”.

“Sin miedo a dejarnos”.

Su blog: “Las cosas del cura”.

Anuncios