Este verano he tenido tiempo, y aún me queda algo, para dsifrutar leyendo las ediciones digitales de los periódicos. Lo más interesante ha resultado ser el tema de los comentarios que gente anónima realiza de las noticias. La verdad es que unas veces corrigen a éstas; otras las matizan o “machacan” a sus protagonistas. Y me parece muy positivo, pues es una manera de que ya no tengamos que creernos simplemente lo que aseguran unos rotativos o lo que afirman los entrevistados, se puede dar una opinión y dejar el asunto más “equilibrado”, dando una sensación de ser más veraz al haberse complementado con las opiniones del público.

Como muestra os dejo un artículo de un periódico de mi región en el que se trata el tema de que las promotoras ya no venden viviendas y cómo los lectores, ni cortos ni perezosos, dan una opinión contundente ante las propuestas par acabar con ese problema. Digno de leer (¡menudos mosqueos!). Y todo porque los políticos protejan a las grandes empresas, ¡como si no estuviésemos acostumbrados!

¡Esto sí es democracia!

Anuncios