Muchas son las ideas que corren locas por mi cabeza. Muchos los comentarios de la realidad que nos bombardea que me gustaría agregar y comentar cada día en esta bitácora. La actualidad y mis pensamientos y vida real quisieran estar todo el rato tecleando frente a mi ordenador, pero es imposible.

Uno tiene que responder en su trabajo, que -además- le lleva algunas horas también en casa. E igualmente, a uno le gusta disfrutar de la música en directo, de sus amig@s, el deporte y de charlar con y escuchar a los demás. Así que, aunque me duela y me moleste un poco, no doy abasto. Y me duele por la sencilla razón de que sé que estas épocas de estar “enchufado” total con lo que me ocurre y lo que sucede a mi alrededor, y de tener ganas de plasmarlo por escrito, pasan y no se sabe cuándo vuelven.

Así que estoy apuntando algunas ideas, para después, para las vacas flacas. Sólo espero que cuando éstas lleguen, sea capaz de seguir escribiendo, aunque no sean nuevas ideas si no las que no me dio tiempo de tratar en estos días.

Gracias por leer lo que voy publicando y gracias, sobre todo, por vuestra participación. Pues yo puedo opinar algo, pero de nada me sirve si no me enriquezco con vuestras opiniones.

Besos y abrazos.
P.D.: como muestra de la falta de tiempo os comento que la idea de que no llego a todo me lleva rondaando más de una semana, la de publicarlo aquí para compartirlo con ustedes desde el jueves -creo- y finalmente, no lo he sacado a la luz hasta hoy: Martes, 14 de octubre.

Anuncios