Ante la noticia de que el gobierno piensa “actuar” para reducir el “abandono escolar prematuro”, es decir, que nuestros adolescentes y jóvenes no acaben la Secundaria, escribí un comentario a dicha noticia que después me ha parecido interesante compartir con ustedes.

El comentario anterior al mío hablaba de que lo que suelen hacer nuestros gobernantes es bajar los niveles (algo evidente) y yo diría que incluso “obligar” al profesorado a no suspender a tantos alumnos/as, aunque no merezcan el aprobado. Así decía yo que:

“El comentario anterior es de lo más acertado (refiriéndome al nombrado en el párrafo de arriba) , de hecho es lo que los sucesivos gobiernos vienen haciendo, y si lo quieren comprobar tan fácil como consultar cualquier tema al azar en un libro de hace 10 años y hacerlo en otro de ahora.
Lo que se necesita es más profesorado; bajar las ratio en las aulas; más dedicación a los alumn@s con dificualtades; ayuda a los padres y madres que la demanden; responsabilizar a ellos en parte del rendimiento de sus hij@s; una inspección más seria y más cercana a los problemas del profesorado; sustituir a “docentes poco serios”; por gente más implicada ; y dejar de gastar dinero en payasadas como iniciación a la informática, formación “extraña” para el profesorado en los CPRs; y otras historietas sujetas a modas (nuestros alumnos saben manejar un ordenador de sobra y no suelen aprenderlo en el colegio).

Todo ello llevaría a una seriedad por parte de las administraciones y una reestructuración tal del sistema educativo, que parece imposible gracias a la clase de políticos que nos gobiernan (sin atender a colores, que para esto todos son iguales).
La educación no interesa, pero cuando los españoles seamos los más torpes de Europa (y otros continentes) y toda la gente foránea (en su derecho están) ocupen los mejores puestos de trabajo en España, ya nos tiraremos de los pelos… ¡y volveremos a recoger aceitunas y cerezas!”.
Y añado…

Y de eso se trata, hoy mismo me he enterado de que en Turquía, por ejemplo, se está apostando muy fuerte por la educación, tal vez porque sepan que genera riqueza de dos maneras, aportando trabajadores nativos a puestos importantes en el futuro y/o marchandose éstos a puestos relevantes en el extranjero que ayuden a las familias turcas al, por ejemplo, enviar parte de sus buenos sueldos a su tierra natal. Nosotros, los españoles hemos exportado trabajadores a otros países europeos y del resto del mundo. He conocido informáticos españoles en Grecia e Israel, por cietar un caso. Si dejamos a un lado la educación, serán otras personas las que vengan a ocupar esos trabajos “importantes” y algo mejor remunerados y, como dije, estarán en su derecho y será lo mejor para todos. ¿Por qué? Así de claro: porque -por ejemplo- yo prefiero un “licenciado en obras públicas” turco, alemán, francés o argentino que sepa “construir” bien un puente y sea seguro a uno español que lo haga peor y nuestra seguridad corra peligro. Pero esto no tiene marcha atrás, o se apuesta por la educación o no se hace. Y actualmente en nuestro país no se hace.

Enlace a artículo del “Extremadura”.

Enlace a mismo tema en “El País”.

Artículo sobre intento de “reinserción de alumnos de Educación Secundaria” que se quedaron por el camino.

Y no os preocupéis, “pronto” elaboraré una receta a modo de artículo que tras analizar errores de nuestro Sistema Educativo, aporte soluciones más detalladas.

Anuncios