La ACTUALIZACIÓN de esta “entrada” se encuentra al final de la misma, y no es si no un punto de vista distinto, de un amigo que pudo disfrutar el partrido en directo. Lo analiza desde su óptica “antitinerfeña” (en lo que a baloncesto se refiere) y eso se hace notar, pero sus valoraciones son interesantes y aportan aire fresco al artículo. Más opiniones = más riqueza. Gracias por enviarme tu visión del partido, tu contracrónica -como yo suelo decir- y tus buenos deseos para mi Cáceres. Ahora podéis comenzar leyendo la parte original…

Esta debería ser una de esas victorias que hacen cambiar el rumbo de un equipo. Que debe servir para que todos cojan confianza en el traajo que hacen. Y que puede ser el punto de inflexión en este inicio de temporada dubitativo. ¡Ya veremos en qué queda!

El Cáceres de baloncesto se presentaba en la cancha del equipo chicharrero con algunas bajas importantes: Moss en el juego interior y Panadero en el exterior. Además Lucio Angulo iba tocadillo y no dispuso de muchso minutos. Lo tenía todo para salir vapuleado de la isla tinerfeña, pero… ¡A veces se producen intuiciones dentro de uno! Mi amigo Javier de Los Rodeos iba a asistir al choque. Animaría al equipo extremeño por tener atragantados a los de Santa Cruz. El equipo de aquí, como he dicho, bastante mermado. Yo, de “celebración” con los compañer@s de trabajo, no pude seguirlo (me ahorro los detalles). Y qué ocurre cuándo no sigues un partido de tu equipo y se supone que lo tiene perdido de antemano. Que vence y se viene a casa con una gran sonrisa dentro de un avión algo más estrecho.

Después de todo esto que poco tiene que ver con baloncesto y más con superstición, es necesario dejar algunos apuntes que comenten el partido de ayer, a la espera de que llegue alguna crónica o similar desde la isla de Tenerife.

Los pívots cacereños tuvieron un comportamiento tremendo. No vamos a decir que por encima de sus posibilidades, pues Simien ya ha dejado ver qué gran jugador es, pero Guaita aún o se había desmarcado con una gran actuación. Y lo nizo anoche, ante su último equipo, el Tenerife. Ellos dos sostuvieron al equipo (48 puntos de un total de 85) junto con el acierto de Poves, que lanzó poco pero acertó. Lo de English, como sabéis es un capítulo a parte. Sigue liándola en todos los partidos y anoche nos puedo costar la derrota tras un gran partido.

El Cáceres se plantaba con once puntos con algo más de dos minutos para el desenlace. Varias perdidas, algunas en las que fue protagonista de nuevo English, dieron vida el equipo local, pero aciertos en loso últimos segundos, con grandes rebotes y anotación de Guaita con canasta y personal, devolvieron la renta estrecha pero definitiva para los cacereños y, con ella, la victoria.

El equipo parece que dejó muy buenas sensaciones en el Santiago Martín. Al contrario que en otros pabellones y en el suyo propio. El Tenerife no creo que caiga en dudas absurdas: un mal día lo tiene cualquiera y aun así casi tuvieron opciones. Todos dicen que serios en defensa el Cáceres. Con gran aportación en este apartado de Angulo y en el reboteador de Guaita y Simien, anoche perfectos en todo. Por Tenerife Barbour se quedó “sólo” en trece puntos y su acicate fu Sánchez Jiménez (diecinueve), secundado por Hamilton, quince.

Mientras a los pocos lectores de esta sección la boca se os hace agua esperando la contracrónica del “lagunero galis”, os dejo ya enlaces a crónicas y estadísticas…

  1. según “el periódico extremadura”.
  2. según el diario “hoy”, también extremeño.
  3. estadísticas de la FEB.
  4. minicrónicas de los partidos del viernes.
  5. crónicas del viernes noche (solobasket).

Por cierto, La Laguna perdió fuera y el equipo de León aún no ha disputado su encuentro.

La contracrónica del “lagunero” no llegará hasta mañana domingo: problemas de “logística”.

¡A ver si de verdad el equipo se lo cree y cambia su dinámica irregular por victorias!

Algunos seguimos pensando que hay plantilla para más y la próxima semana podrían engancharse la tercera victoria consecutiva, ante La Laguna en el Multiusos de Cáceres.

ACTUALIZACIÓN (domingo, 7 de diciembre de 2008)

“Después de la gran decepción que ha sido para mí que se haya suspendido el concierto que el cantante Enrique Bunbury iba a dar en la Isla, me quedaba el consuelo de ir a ver el partido de baloncesto entre el Tenerife y el Cáceres de mi amigo. Y lo hice, aunque para un Lagunero ir a ver al equipo chicharrero es poco menos que un sacrilegio, sobre todo porque el dinero de mi entrada y el de mis acompañantes va para las arcas de este club al que “infla” de pasta el Cabildo de Tenerife con el pretexto de que lleva el nombre de Tenerife. Ello sin tener en cuenta que el primer equipo de la isla por historia y por palmarés es el Club Baloncesto La Laguna Canarias, pero bueno este es otro tema, que ya he tratado en este blog.

Piques localistas a parte, el partido se presentaba como un paseo militar del Tenerife, ante un Cáceres que anda a mitad de tabla y que en teoría no aspira a los play off por el ascenso. Paseo sobre todo después de los 50 puntos de Barbour de hace dos jornadas. Pues… ¡qué bien que me equivoqué! Mi primera impresión del Cáceres fue justo al entrar en el pabellón, y ver calentando a Lucio Angulo y a Simien, ya que no sabía que el veterano internacional estaba en el Cáceres (eso pasa por no leer bien las crónicas de Israel). Sobre el americano pensé “este tipo tiene una pinta de pedazo de máquina que no veas”, y no me equivoqué: ¡vaya pedazo de fichaje que ha hecho el Cáceres! Ya le gustaría a muchos equipos ACB contar con él, por ejemplo el Estudiantes y alguno que otro más.

En cuanto al partido en sí, éste empezó muy frío para los dos equipos, con muchos errores, con un Tenerife muy confiado de su superioridad (realmente lo es), pero con un Cáceres muy metido, y sobre todo con un Diego Guaita con ganas de “venganza”, dando un recital en el tiro exterior impresionante para un jugador de 2,06 y centradísimo en defensa ante el poderosísimo Lamont Hamilton. Los dos primeros cuartos fueron muy igualados, comenzando la segunda parte de la misma forma muchos errores por los dos bandos y sobre todo desacertadísimo Mike English por parte de los extremeños. A este chico alguien debería decirle que suelte el balón de vez en cuando, sobre todo teniendo a su lado a Wayne Sitien. Sinceramente no sé que hace este chico en LEB, con todos mis respetos para el Cáceres, pero es que si no logran el ascenso (cosa complicada, pero visto lo visto no imposible), algún equipo ACB lo “reclutará” con toda seguridad. Es fuerte, tiene tiro, buenos movimientos, lucha, y encima no pierde los nervios en los momentos claves, siendo esto último lo que decidió el partido para los de Extremadura, ya que si es por su otros dos norteamericanos el Tenerife se hubiera llevado la victoria seguro. Tanto English como Brown pierden demasiadas bolas en los momentos claves, llevándose la bronca (con razón) de Lucio Ángulo, que es uno de esos que sabe lo que hay que hacer con la pelota en los minutos finales.

Al último cuarto llegaba el Cáceres con diez o más puntos de ventaja, y “gracias” a esos dos, casi pierden toda la ventaja. Menos mal, que el Tenerife tampoco estuvo muy acertado, sobre todo Boccia, que falló sólo bajo canasta dos bandejas, a menos de dos minutos del final, (“de patio de colegio”), y también al mal partido de Barbour: demasiados tiros forzados, pocos puntos para él (13). Además, mala dirección desde el banquillo, y poquísima aportación exterior, con un Iván Rodríguez cada vez peor (ni tira el capitán, aunque le pone ganas) y con su otro, alero Francis, que es otro de esos a los que alguien debería decirle que Michael Jordan sólo hubo uno, y que su reencarnación baloncestística no va a ser él.

Bueno en fin, buen pardito del Cáceres 2016, muy luchado, y que pone a los extremeños a sólo 3 puntos de la cabeza de la tabla, siendo lo negativo que han superado a mi equipo (La Laguna Canarias) al que se enfrentan allí la próxima jornada. Jugando así y si ningún equipo ACB toca a Simien, van a poder aspirar a metas más altas, incluso soñar con ACB. Ojalá sea así para los Cacereños.

Un Saludo a todos.”

Anuncios