Y se hizo la oscuridad.

Después de un primer cuarto muy bueno en lo ofensivo y bastante bueno en lo defensivo, el Cáceres ha sufrido una pájara anotadora monumental y se ha llevado la cuarta derrota consecuitva. En esta ocasión, a manos del Baloncesto León.

Y si ya en el segundo cuarto, al que se llegaba con ventaja al igual que al descanso,  se apuntaba el descenso en anotación, lo de después ha sido… exagerado: 15 puntos en veinte minutos de juego, y gracias. Y digo gracias porque a falta de pocos segundos Poves (el mejor en ataque y el único tirador conque contamos) ha encestado un triple.

En cuanto a ganas, reconocer el trabajo de Angulo y de Poves, siempre dejándolo todo, y el de Simien, que hoy no le ha servido de nada.

Pinchando, las estadísticas.

También os dejo la crónica de manos de “baloncestodesdecáceres”.

Nada más que decir. Felicitar al León por su serio partido, aunque también algo romos en ataque (69 puntos al final) y desear mucha suerte al Cáceres y a su entrenador, que puede que ya no vea un futuro tan claro.

Respecto a la afición, me muestro respetuoso con su bronca final al equipo, pero -muy al contrario- no entiendo que castiguen con pitadas a los jugadores en el transcurso del partido y mucho menos cuando no se trata de falta de actitud (la mayoría de los casos), sino de simple desacierto. A Guaita lo han machacado.  El tiempo dictará sentencia, pero al equipo hay que cuidarlo más, porque es lo que hay.

Abrazos para los amantes del baloncesto.

Anuncios