Partido demoledor del equipo de  Bilbao, que desde el principio domión el partido y ridicuizó al estudiantes, que sufrió en sus carnes la medieina que venía aplicando a sus rivales: ganarles de paliza.

Primer  cuarto muy malo en anotación estudiantil (13) y mejor para los bilbaínos (25). El segundo comienza con un intercambio de canastas que ayuda al Estudiantes a acercarse en el marcador (34-28, min 14) . Nuevo tirón de los bilbaínos en los cinco minutos finales gracias al acierto de Paco Vázquez y Salgado y pájara anotadora de los estudiantiles que dejan el marcador al descanso de 46-31. Aunque los madrileños fueron muy superiores en rebotes (hata siete ofensivos), las pérdidas de balón le condenaron en la primera parte, llegando a lanzar bastante más a canasta los locales (29 a 23 en tiros de campo para los de Bilbao, con un abrumador 82% en tiros de dos). Beirán, con siete puntos en algo menos de 12 minutos, destacó por los visitantes.

Vuelta al juego: Estudiantes de salida con dos bases, suponemos que para controlar mejor el balón y no perder tantos. Sin embargo, Bilbao se muestra muy acertado en ataque (58 – 33), todo lo contrario que los estudiantiles, que no consiguen anotar en los primeros compases del segundo acto. Jasen empieza a anotar con canasta y triple en un ataque posterior (61-36). De ahí al final del tercer cuarto (72 – 42) más sombras que luces par los madrileños, que con sólo once puntos anotados veían ya la derrota cerca.

El último cuarto sirvió para ver en escena  Clark, después de mucho tiempo. Quien tampoco estuvo especialmente  acertado y para que los locales también dieran minutos a los menos habituales. También se impuso Bilbao en esta ocasión y el marcador final demuestra su superioridad y el mal partido de Estudiantes: noventa y nueve a sesenta y cinco.

Entre las pocas lecturas positivas, los minutos que actuó Beirán (olivado en losúltimos partidos por Casimiro) y su aprovechamiento, ya que destacón entre los mejores del equipo tanto en anotación como en rebotes. A mi entneder aporta más que Udrih, pero cuando el esloveno vuleva a estar en condiciones de jugar, se le acabarán las oportunidades al canterano. También disfrutó de su vuelta Oriol Junyent, que fue el máximo reboteador del equipo (8). Jasen, el eterno, se echó en las espaldas al equipo en el segundo tiempo y acabó como másimo anotador.

En lo negativo, el partido en general del equipo, que tras buenas defensas en los partidos anteriores, hoy recibió casi una centena de puntos. Destacan también las muy pequeñas aportaciones de Wideman y Suárez, y el bajón de Rancik, que últimamente parecía volver a sus buenas maneras y resultó todo lo contrario. Brewer no supo dirigir al equipo ni anotar como venía haciendo.

Entre los jugadofes de Bilbao destacaron en anotación Pasalic, Banic, Vázquez (gran primer tiempo) y Savovic. En realidad todos hicieron su partido y anotaron, dadas las facilidades de los visitantes. Si queréis consultar las estadísticas, aquí las tenéis. Increíble el acierto en tiros de dos de los bilbaínos y la comparación en asistencias entre uno y otro equipo. Los estudiantiles abominables en lanzamientos libres. Ya hay crónica; también os la pincho.

Este partido no se puede tomar como muestra de lo que es el equipo, igual que tampoco debieron tomarse los anteriores. Lo positivo es que quea campeonato y que se puede mejorar mucho. En los próximos encuentros Estudiantes se jugará alejarse del descenso (se enfrentará entre otros a rivales directos como Murcia, Menorca y Zaragoza) e incluso, si ganase a estos equipos, intentar mirar hacia los puestos de eliminatorias por el título.

Eso sí, la “suerte” ha sonreído al equipo, ya que los rivales directos nombrados perdieron sendos partidos, ante Fuenlabrada, Vitoria y Valencia, respectivamente.

Anuncios