Restaban algo más de cuatro minutos cuando la defectuosa señal de “febtv.com” murió por fin, y me quedé sin ver el final del partido cuando BUrgos ganaba sólo de uno y había comietido falta personal en ataque sobre Moss.

Muy buen partido del Cáceres, que de haber estado algo menos nerviosos y más acertado en los tiros libres, podría haber solventado sin tanta emoción (que no pudimos vivir gracias a la “fenomenal retransmisión del canal de la F.E.B.).

Ya en el primer cuarto se vio que sería un partido duro y correoso para ambos conjuntos, aunque también se vieron detalles que ayudarían a los burgaleses a jugar casi todo el encuentro con ventajas en el marcador: despistes desfensivos en las transiciones y facilidad para que los locales lanzasen de tres. Así, el Cáceres estuvo por delante hasta que Burgos metió un tirple para el 13 -11. Desde entonces la ventajas se movieron en cortos tres o cinco puntos para ellos. Lo más curioso de este primer cuarto fue comprobar que los cacereños pueden anotar sin ser Simien su protagonista, ya que no lanzó hasta más allá de consumido la mitad del mismo.

El segundo acto comenzó con ganas por parte del Cáceres y decisiones extrañas por parte de los árbitros, que anoche no se cansaron de señalar antideportivas, la primera a Angulo. Con ello los locales se fueron a lso ocho puntos, pero el Cáceres, batallador y con un Angulo Espinosa en plan estrella, seguía en el partido. Así, las ventajas oscilaban entre los seis y los nueve puntos gracias al acierto de Carles Marco desde el “6,25” (dos triplazos consecutivos)   Un “dos más uno” de Moss y un triple afortunado de uno del jugador más destacado por Burgos, D. D. García, ponían el 53-44 al descanso, tal vez demasiado premio para los locales. Hasta entonces los dos mayores anotadores del Cáceres eran Angulo y Brown, que tuvo una mejor actuación que las últimas.

Más antideportivas y decisiones extrañas de los árbitros ayudaban al equipo local a mantener una cierta ventaja, que se veía en ocasiones mermada, como tras las “contras” del Cáceres, o aumentada por los tiros libres de que disfrutaban. Se produjo un pequeño parón anotador por parte de ambos conjuntos en el 62-57; entonces el Burgos se mostró más suelto ofensivamente y el Cáceres fallaba la mitad de los libres de que disponía.

Diez de desventaja para los de Hurtado a falta del último periodo. Y ambos equipos nerviosos y fallones en el primer ataque.  Cáceres se acerca a los seis puntos, pero ellos siguen serios hasta que Simien anota un “dos más uno” y nos sitúa a sólo cuatro tantos en el marcador.  Después Cage, recuperrado para el juego, encesta un triple y Moss otra canasta, que fue contestada por García… y ahí se fue la conexión: ochenta a setenta y nueve y todos los plomos apagados (la retransmisión por imágenes, el seguimiento en el marcador de “radiofeb” y los marcadores en su página web). Así que aquí os dejo la primera crónica que encontré al volver a casa (ya de madrugada), para que nos ayude a desentrañar el misterio y a disfrutar de una gran victoria de nuestro equipo. Gracias, “hoy”.

Parece que Guaita, muy desacertado en la noche de ayer, fue quien nos dio la victoria merced a dos tiros libres finales. Habría que destacar la mejoría en este aspecto que mostró el Cáceres respecto a los cuartos precedentes.

En cuanto a la valoración del equipo, decir que ha mejorado ostensiblemente desde sus últimas derrotas en el multiusos de Cáceres. Su salida anterior  ya dio muestra de ello y anoche ni se arrugó ni perdió la fe. Esa fe se reflejaba perfectamente en la intensidad y ganas de jugadores como Moss, Angulo Espinosa y Brown, quienes además de estar acertados ofensivamente, luchaban los rebotes o, como el base, salvaba varios balones que se perdián por la línea de fondo. Ascendente el rendimiento de Moss: bien en anotación, en rebotes y sobre todo en implicación y lucha. Simien, serio, trabajador y acertado como cada noche. Lucio: increíble. El único “pero” para el maño fue su muñeca roma desde el triple, de lo contrario su partido habría sido perfecto. Cage bien desde fuera, más fallón en sus penetraciones. Poves sacrificado en defensa y fallón en ataque; esperamos más de él, pues debe ser quien rompa los partidos desde fuera. Bellas no lució y Guaita hizo un partido muy malo en ataque, pero mejor en defensa y con la mente fría final para dar la victoria. También debe ir a más y aportar puntos en tiros que para él resultan fáciles: triples solo o lanzamientos muy cercanos.

Por Burgos destacaron sobre todo D. García, que trajo de cabeza a la defensa cacereña, Lorant y Lo Grippo. Cáceres supo anular a Sinanovic y Marco sólo tuvo sus triples estelares y algún buen pase. Todo ello lo podéis comprobar en las estadísticas, que dejan claro que el Cáceres realizó un último cuarto serio y contundente (13 a 24).

Otros resultados de la LEB Oro con minicrónicas. O crónicas algo más detalladas. La Laguna no levanta cabeza. ¡Ánimo!

En cuanto a rumores decir que Wayne Simien ya suena para reforzar a grandes de Europa, como el Maccabi.

Y el extremeño Calderón, se sale en su regreso a las canchas.

Esperemos que estas buena sensaciones en los partidos jugados fuera de nuestra ciudad se confirmen en el próximo que dispute nuestro equipo en su cancha. ¡Ánimo y Suerte, Cáceres!

Anuncios