Sí, en feberero como en todos los meses, se trabaja. Y ahora, además, estoy inmerso en un “proyecto de actualización de…” que se me lleva una tarde de cada una de mis cortas semanas. Pero este “post” no es en tono sarcástico ni “a modo de queja”, más bien al contrario. El febrero que me espera será muy animado y movido, especialmente los fines de semana. Comenzarán con conciertos y vuelta al multiusos a animar al Cáceres, en unos días. El siguiente, ya rondando la mitad del mes más corto, tenemos fiestas por cumpleaños y celebraciones varias. Y, para acabar el mes con una sonrisa, el carnaval.

No me puedo quejar de que mi ocio sea repetitivo, aunque a veces pueda parecerlo. Ni de que siempre haga lo mismo en el mismo sitio. Si incluso tendré que posponer mi segunda visita a la nieve esquís en mano. Y este febrero promete… después ya habrá tiempo de valorarlo.

¡Abrazos para tod@s!

Anuncios