FLEET FLOXES. Son uno de esos descubrimientos raros y en los que cada vez confío menos que se repitan. Vi su nombre en la sección musical de un periódico que los recomendaba. Había allí varios temas para escuchar. Y me encantaron. ¡Mira que cada vez es más difícil coincidir con los críticos!: o se van a lo facilón y consabido o se les va la pinza apostando por productos de los más… El caso es que para mí acertaron, pues su música transporta a otros tiempos (más benévolos) y consigue hacernos soñar. Suenan positivos y dulces, pero sin caer en pop absurdo, sino haciendo música y canciones redondas e interesantes. Un descubrimiento, sí. Aquí os dejo un artítculo de periódico que habla de su armonía.

THE WISH. Se trata de un grupo extremeño que ya he recomendado anteriormente. Su propuesta musical, fresca y contundente, no pasa desapercibida para nadie que asista a uno de sus conciertos. ¡Y qué decir de su puesta en escena!: muy visual, elegante y anglosajona (en el buen sentido). Hacen un pop británico (y cantan en inglés), cargado de guitarras y teclados atmosféricos. En ocasiones se dejan llevar por melodías más dulces. Eso sí, todo con cambios de ritmo bien trabajados que hacen disfrutar mucho al oyente y al asistente a sus directos. Por cierto, podéis bajaros su disco directamente desde su web y totalmente gratis. Despúes me contáis qué os ha parecido.

VETUSTA MORLA. Son una banda que muchos abréis escuchado ya. Y que tienen algo. Algo que me cuesta mucho explicar pero que me gusta. Hacen una especie de música pop personal y fresca, pero como muy racional e íntima. Ya digo que no sé definirla muy bien. Pero merecen la pena sus letras, canciones y melodías, así que quienes aún no les conozcáis, lanzaros a ello (noticias, discos, videos…). Por supuesto, me los concontré en Radio Tres.

Por cierto, hace escasas fechas se ha producido un hecho insólito. El tiempo me ha dado razón (que no “la razón”, que es mucho). Recomendé hace ya bastantes meses el disco de Robert Plant y Alison Krauss (Raising Sand) y ahora la suerte les sonríe a estos dos en forma de Grammy. Acumularon cinco, y no sólo en su especialidad (flok americano) si no también otros como mejor canción y mejor álbum.

Intentaré no acostumbrarme a estas casualidades porque son sólo eso, casualidades. Y no creo que se dén más.

Anuncios