GANDÍA – CÁCERES.

Debido a la agenda tan cargada no puede seguir el partido del sábado del Cáceres en Gandía. El caso es que nuestro equipo salió vencedor y sigue afirmando su paso en la categoría de Oro del baloncesto español. Se van acercando a los puestos de “playoffs” y parece que la confianza ha vuelto a nuestros jugadores.

Ante la baja de Simien el protagonismo anotador estuvo muy repartido entre los pupilos de Hurtado, destacando que la dupla de bases (Brown y Bellas) pasaron ambos de los diez puntos y que Poves volvió a estar acertado en los triples, dando alas al despegue cacereño en el marcador.

El partido fue igualado y luchado, fraguándose la ventaja visitante en el tercer cuarto, tras irse al descanso con el mismo tanteo para ambos conjuntos.

El último cuarto Cáceres supo gestionar su ventaja y sumó una victoria que añade confianza y buenas sensaciones al equipo a la espera de enfrentarse a un equipo de su nivel clasificatorio: La Palma. Muchos jugadores sumaron por encima de los diez tantos, sin embargo los rebotes fueron para MOss y Poves, que le ayudó mucho en esa labor. El pacense fue el jugador más destacado estadísticamente. Aquí os dejo los números del encuentro. Y también os engancho una crónica para que os informéis mejor.

Esperemos que los de Hurtado sigan sumando y que cojan ventaja sobre los equipos que se juegan entrar en las eliminatorias por el ascenso.

¡Suerte, Cáceres!

ESTUDIANTES – ZARAGOZA.

Estudiantes ganó un partido a un rival directo que sólo caonsiguió maquillar algoel resultado al final del encuentro, pues desde el segundo cuarto los colegiales dominaron el encuentro llegando a moverse en los quince minutos de distancia durante muchos minutos después del descanso.

El partido comenzó más igualado, pero ya en el segundo cuarto, merced a las aportaciones de Brewer y de los pívots locales, Estudiantes lo iba rompiendo. Aunque los protagonistas en anotación fueron el base y los interiores Wideman y Rancik, no se puede decir que todos estos puntos se obtuvieran en la zona, ya que Martin Rancik conseguía muchos desde cuatro o cinco metros.

Etudiantes dominaba el ritmo, los rebotes, la anotación… y las distancias empezaron a ser largas a partir del tercer cuarto. Los maños lo intentaban con tiros de tres, pero no podían recortar distancias, más bien al contrario, debido a su tremendo desacierto en essa faceta. Los estudiantiles seguían a los suyo,  con los mencionados muy acertados y otros jugadores sumándose al festín: Udrih, Popovic y Suárez.

Los de Zaragoza no sabían como parar a los del Ramiro y el último cuarto fue un paseo. Al final algo más de tensión por parte de los visitantes y la relajación local propiciaron que el marcador no fuese escandaloso, pero Estudiantes había vencido a uno de los de su liga, ganándole en la diferencia de puntos (average) y cogiendo confianza para próximos envites.

Ahora en el horizonte la Copa y el aprender a ganar en finales apretados: asignatura pendiende del equipo esta temporada.

¡Suerte, Estu! ¡Que por copas no va a ser!

Os iré dejando crónica y estadísticas conforme vayan estando disponibles.

Anuncios