Partido de nueva rivalidad entre dos recientes conocidos. Rivalidad alimentada más en foros que en el parqué.

Primer cuarto con ataques romos y pocos certeros de inicio, hasta que Ruikis e Illescas despertaron. Después ligera ventaja de los locales y reacción defensiva y ofensiva foránea para establecer el once a diecinueve final (11-19).

El protagonismo en el segundo cuarto comenzaron por cogerlo MOss y los tiradores (Poves y Cage). El Cáceres ya se iba marcjhando claramente en el marcador con un 11 a 27 con sólo dos minutos jugados de este periodo. Después regogería el testigo Guaita, mientras Illescas sólo conseguía anotar de tiros libres. Las ventajas comenzaron a moverse por encima de los quince puntos y así fue hasta llegar al descanso: 22 – 40. Cáceres había conseguido desplegar un buen juego y cerrar el rebote. Anotar con cierta alegría y apretar los dientes en defensa. Illescas muy mermado, se iba con mucho que mejorar al vestuario.

En la reanudación reacción de los locales que corta Ruikis con otro triple al que contesta Calanadria para acercarse a doce puntos (31 a 43 y nervios y apagón ofensivao cacereño). Otro arreón toledano comienza a hacerañicos el trabajo del primer tiempo de los cacereños, que ven cómo disminuy su ventaja por debajo de los diez puntos y cómo no consiguen anotar. Sólo Moss (acertado en los tiros libres) y acciones puntuales de Cage y Angulo, consiguen sumar. Con eso y todo y tras un comienzo penoso de tercer periodo, los visitantes nos fuimos con ventaja al final (44 a 50).

Comenzó el último periodo con un canastón de Bellas y un Moss demasiado individualista, además de imprecisioens por ambos bandos. Los de Illescas poco a poco sumanban y Cáceres dejó de hacerlo. Así los toledanos se acercaron a un punto y Hurtado tuvo que solicitar tiempo muerto (53 a 54, con 3:58 para el final). El desacierto en el tiro exterior (Angulo y Poves) lo corrigió el bueno de Guaita para situarnos seis por encima y que tuviera lugar un tiempo muerto local. Sonnenborg acertó con la contestación en forma de tres puntos y la tensión seguía hasta situarse los locales a un sólo punto de desventaja a falta de 35 segundos. Brown acertó dos tiros libres y fallo en el triple de Illescas con el defensor en el suelo. Rebote defensivo y tiros libres para Ruikis que acierta los dos y cierra definitivamente un partido que debió sentenciarse mucho antes pero que Cáceres se complicó con un muy mal segundo tiempo (58 a 63).

Valoraciones:

  • Bienvenido Mantas R. Te ha costado pero por fin has anotado y has mostrado que puedes aportar números en este equipo.
  • Mal Moss, a pesar de que las estadísitcas dirán lo contrario. Demasiado impulsivo y fallón. Varias faltas en ataque.
  • Los jugadores cacereños se cargaron con muchísimas personales. Tal vez exceso de celo arbitral en este aspecto.
  • Como sigamos fallando tiros libres (seis al descanso), nos podemos encontrar con problemas ante otros rivales.
  • Guaita se ha recuperado de veras. Dos triples y varias jugadas de mérito así lo acreditan, y a ello hay que sumarle su trabajo defensivo.
  • Poves y Angulo, fallones. Tendrán días mejores, como ya han demostrado.
  • Estadísticas y otra crónica (cuando la haya).

Conclusión: El equipo ha sufrido una pájara de las que hacen historia, especialmente en el tercer cuarto, pero ha sabido sobreponerse con lucha, garra y algún acierto esporádico en ataque. Habrá que seguir mejorando, pues nosotros solitos le dimos vida a los de Illescas. Eso sí, otra victoria más en el zurón (a la espera de que se recupere Simien) y van cinco consecutivas.

¡Ánimo, Cáceres!

¡Suerte, Illescas! (Espero que se solucionen vuestros problemas económicos y podáis seguir hacia delante con vuestra ventura deportiva).


Otros resultados: León ganó a Los Barrios; Tenerife a LLeida; y el Canarias La Laguna cedió ante el Valladolid.

Otros asuntos: el equipo de Breogán se ha tomado en serio lo de reforzarse. Primero Daniel Clark (procedente de Estudiantes) y ahora Andrea Pecile, un jugadorazo digno de la categoría de la que viene: ACB.

Anuncios