Anoche pude ver un “corto” en el que se explicaba a través de muy diversos testimonios cómo distintas religiones conviven en paz y armonía en una misma ciudad. Esta urbe era Singapur, y en ella se encontraban y vivían con total normalidad al menos cuatro religiones.

Es curioso que en este mundo tan extraño que hemos creado, exista un lugar así. En el resto del planeta se dan enfrentamientos religiosos y se preparan unas y otras para “avanzar” en contra del resto. En el resto de nuestro planeta se utilizan las religiones como excusa y motivo para inicar guerras que sólo sirven a intereses económicos.

No fue el corto que más me gustó, ni el más entretenido, pero fue el que más me llegó porque siempre he creído que las religiones deben servir para estar en paz con uno mismo y con los demás, no para todo lo contrario.

Así que mi sueño y mi deseo son que simplemente este modelo actual de convivencia que se da en Singapur se extendiese al resto de la Tierra.

¡Abrazos para tod@s! Y buen fin de semana.

Anuncios