Partido enrarecido por la actuación de los árbitros en contra de los locales que cayó de lado de los alicantinos con claridad en el último cuarto. Precioso primer tiempo con dos equipos combativos y con baloncesto en su juego.

Cáceres empezó enchufado el encuentro y Alicante no le iba a la zaga. Intercambio de golpes en el primer acto, con mayor acierto de los locales desde el perímetro y dominio reboteador visitante, algo que sería una tónica habitual en el partido del multiusos. Al final: 22-21, equilibrio total.

En el segundo cuarto más de lo mismo. Ellos centrados en enviar balones a Andiruskevicius y otros interioes. Y nosotros en luchar y entregarnos en el parqué a pesar de las controvertidas decsisiones arbitrales. Apareció Brown con un par de peentraciones y se estrenó Sanguino con una canasta en juego. La garra la ponían los jugadores de fuera especialmente, con Angulo Espinosa a la cabeza. Aun así, igualdad evidente al final del primer tiempo, con sólo tres puntos de ventaja del Cáceres (42 a 39).

Comenzó el tercer envite y algo cambió. La defensa de Cáceres, intensísima y acertada hasta el momento, permitó dos triples consecutivos del alapívot alicantino, que acertó. Y los ataques empezaron romos. A todo esto, después de rebote defensivo, Angulo lanza un contrataque y el balón golpea claramente en el pie de un jugador contrario. El balón lo recoge bajo canasta otro de lso visitantes y anota. El público se encrespa, Angulo pide explicaciones y se le señala una falta técnica. Alicante anota los dos tiros libres y el saque de banda. Total: ventaja encontrada de más nueve para ellos. Y nervios en las filas cacereñas.Los árbitros, para qué hablar… si además le señalan la cuarta falta a Moss al poco sin parecer nada punible. Cáceres sólo anotaba de tiro libre y los alicantinos seguían anotando con cierta fluidez. Sólo once puntos de los de pantalón negro, incluidos un triple de Ruikis y un rebote ofensivo y canasta de Angulo en los últimos minutos.

Con nuece puntos a favor comenzaban los alicantinos el último periodo, pero los acrecentaron ante la atenta mirada del público y de los árbitros. Todos sus jugadores comenzaron a anotar y el Cáceres se desesperaba, movido por las prisas y el poco acierto en su ataque. Volvió Moss a la cancha, pero como si nada, se intentó con diversos cambios, tampoco. Ellos tenían margen de error y confianza para atacarnos y se fueron en el marcador, rondando los veinte puntos.  Y así concluyó el partido, sin historia en los últimos diez minutos y con cabreo general contra los colegiados (Hurtado los persiguió durante su camino hasata el túnel, y por sus gestos y cara, le puede caer sanción.

En cuanto a las valoraciones decir que Cáceres jugó a muy buen nival hasta que se descentró. Con una tremenda defensa hasta el tercer cuarto, que -como pero decir- que concedía demasiados rebotes en ataque al rival. Después, casi la nada. Descentre general, y personalizado tal vez más en los bases: Brown y Bellas (descentradísimo este último; forzando jugadas imposibles y sin aprender de sus fallos).

En lo individual destacar a Angulo Espinosa por su despliegue en todos los sentidos. A las ganas de Ruikis y Poves desde lejos. La lucha castigada de Moss. En lo negativo, el mal partido ofensivo de Bellas y de Cage. El americano tiene un problema de ansiedad evidente cuando juega frente a su público. Guaita y Sanguino, a rachas.

Eso sí, el esfuerzo, las ganas y la lucha no se les puede negar a ninguno de los que participaron. Se partieron la cara y eso es de agradecer.

De ellos destacamos la dirección de sus bases (Hernández y Llompart), as Urtasun, a Coppenrath (muy buena muñeca) y a Andriuskevicius y sus largos brazos.

De momento os dejo las estadísticas, la crónica alternativa ya está disponible.

Otros resultados del viernes… Canarias La Laguna vence en casa, Burgos ganó en Lérida y Melilla rompe la racha de los gallegos del Beirasar Rosalía.

¡Ánimo, Cáceres! ¡Seguiremos a tu lado!

Anuncios