Y se ganó la primera final. En un último cuarto en que el Estudiantes recuperó su confianza se pudo sumar un tirunfo muy importante para el equipo. Una victoria que nos permite respirar algo mejor y mirar hacia abajo con “menor preocupación”.

Curiosamente son ya las tres y veinte de la tarde y no parece haber acabado el partido que están disputando Manresa y Barcelona. Están ya en la cuarta prorroga y los locales parecen cobrar una ventaja que sería suficiente. Alucinante, cuatro  prórrogas para una única victoria. Supongo que ambos merecen sumar en su casillero, pero el deporte es así, y sólo uno obtendrá hoy una victoria. ¡Vaya tela!

Por fin ha acabado. Sesetna minutos de partido para un 122 a 117 final que dejará tocado a los perdedores y muy buen sabor de boca a los vencedores. ¡Menuda locura!

Ahora seguimos con el Estu y su partido…

El equipo empezó el partido centrado y así se mostró en los dos primeros cuartos, donde dominaba en el marcador con aprente facilidad y gracias a su buena defensa. Eso unido a un tirón de los colegiales al final del segundo acto hizo que las ventajs se situasen en números interesantes. Udrih había tirado del equipo, Popovic había sido revulsivo y Suárez había anotado un triple que nos hacía soñar.

Todo cambió en el tercer tiempo, pues Estudiantes se mostró romo en ataque y los menorquines comenzaron a anotar, con lo que las ventajas se vieron claramente reducidas. Intercambio de triples: Udrih, Iturbe y contestación de Guzmán para situra el marcador en 45 a 49.

Estudiantes vuelve mejor del semidescanso y en el útlimo cuarto parece más serio y centrado que su rival. Pero éstos aprietan gracias a Burt y los colegiales ven cómo por primera vez desde los primeros minutos el marcador queda igualado.

Parecía que los nervios se harían con los estudiantiles tras varios ataques romos y algunas pérdidas de balón de Suárez que permitieron la igualada a 62 puntos a falta de pocos minutos, y al ver cómo Brewer y Popovic fallaban cada uno sendos tiros libres de los dos que disponían. Pero se entró en la dinámica de los libres. Y los colegiales estuvieron más tranquilos y acertados. Jasen, Brewer y demás estuvieron certeros y Popovic anotó un útlimo contraatque que dejaría el marcador final de 70-75 a pesar de que los menorquines contasen con nueve segundos que jugaron a la desesperada.

Trabajada y gran victoria de los estudiantiles, que controlaron el partido de principio a fin y que dejan a Menorca en una situación muy comprometida, ya que el equipo de Zaragoza ganó en Granada y Cajasol venció a Murcia en el otro duelo por mantenerse en la élite del baloncesto.

En Estudiantes destacaron ofensivamente Udrih y Popovic (acertadísimo en el primer tiempo), secundados por Rancik y Jasen. La defensa fue dura y buena por parte de todos, así que el mérito se reparte y  en los rebotes Suárez y Rancik estuvieron más listos que el resto.

Por parte de Menorca, Burt estuvo muy acertado y sólo fue secundado por Weis (en el primer tiempo) y Stojic, ambos con doce puntos.

Aquí las estadísticas…

Parece que el camino se va despejando, pero hay que seguir sumando victorias en los próximos partidos y, más importante aún, ante los rivales directos: Cajasol y Murcia.

¡Ánimo, Estu!

Anuncios