Buen partido del Cáceres en Mallorca, dominado de principio a fin y con grandes porcentajes en los lanzamientos exteriores. Los jugadores dieron un paso adelante y el buen juego y defensa se vieron acompañados del acierto anotador. Los mallorquines parecieron acusar la baja de su base titular (cedido a Estudiantes), algo que parecía presumible teniendo en cuenta que era uno de sus jugadores más valorados. Una victoria importante, conseguida con seriedad y que mantiene a los de PIti Hurtado en la senda de la lucha por las eliminatorias por el ascenso.

Primer cuarto igualado hasta que Cáceres toma una ligera ventaja en el once a quince merced a un triple de Sanguino. Después intercambio de canastas, casi calcándose un equipo a otro, y por tanto, marcador de más seis para los visitantes al final del cuarto (18-24). Angulo, Cage y Sanguino como baluartes ofensivos.

El segundo cuarto por los mismos derroteros. Acierto desde la línea de tres de los cacereños, con un Sanguino muy inspirado y Moss y Ruikis ayudando en esa labor, y rentas de seis puntos hasta que Cáceres se va de ocho y once con esos lanzamientos. Respuestas parecidas de los baleares, con jugadas de 2+1 o triples, pero ya Cáceres vivía con esa vierta ventaja. Cáceres cedió algunas canastas fáciles y dejó vivo al Mallorca de cara a la segunda parte (37 a 48 al final de los veinte primeros minutos).

En la reanudación, más de lo mismo. Cáceres agresivo y acertado se fue a los quince puntos de ventaja gracias a lanzamientos de Sanguino y otro triple de Moss (42-57). Un tiempo muerto local hizo reaccionar a los mallorquines en un principio, pero después los visitantes siguieron a lo suyo -los lanzamientos de tres- y la buena muñeca de Ruikis y de Juan Sanguino establecieron esos quince puntos como una norma más: 55-70 al final del cuarto.

Y el último cuarto… Tirón inicial de los pupilos de Hurtado, saliendo al contraataque y -después- superados los veinte puntos de brecha (60 a 82 tras triple de Guaita), relajación visitante que hizo acercarse al Mallorca en el marcador hasta maquillarlo con el setenta y tres a ochenta y seis final. Últimos minutos de imprecisiones cacereñas y demasiado bote (Bellas como director) y tiempo para que jugase el canterano Clemente Santos en el pabellón balear: entró con 1:25 para el final del choque.

Felicitar a los cacereños por su actitud y su lucha. Y cómo no, por su enorme acierto en triples (algo empañado en los minutos de la basura). Especial mención para Juan Sanguino, que parece repuesto anímicamente de algunos de sus partidos más flojos como miembro de este proyecto, y anotó desde dentro y fuera sobre todo, ayudó en rebote…

También destacar a Ruikis, certero desde 6,25 metros. Los rebotes de MOss y el buen partido de Cage, con anotación y rechaces (hasta seis). En el caso del americano blanco, es evidente y se confirma en cada ocasión, que rinde mucho como visitante y se atraganta en el multiusos cacereño. ¡Ánimo, Dan!

Los mallorquines al final consiguieron maquillar el resultado y sus propias estadísticas individuales, yéndose cuatro jugadores por encima de los diez puntos. Pampin Bauza y Blair máximos anotadores con dieciséis y quince puntos respectivamente. En rebotes, Keep con siete, destacó por encima del resto.

Aquí os dejo el enlace a las estadísticas de la FEB.

¡Ánimo, Cáceres! Y suerte para lo que resta de temporada, pues tocará recibir a los mejores equipos en el multiusos…

Anuncios