Partido cómodo para Estudiantes gracias a una muy buena defensa (exceptuando el tercer periodo) y a su facilidad para ver aro, especialmente desde la línea de seis-veinticinco.

El partido empezó con claro dominio estudiantil, en el que anotaba de manera increíble Carlos Suárez (1o al final del cuarto) y le auxiliaba en los primeros minuros Udrih desde 6,25. A los manresanos les costaba anotar al inicio y tardaron en animarse en ese aspecto, hasta que Bulfoni hizo acto de aparición. Wideman y Rancik se dignaron en anotar y el marcador final del cuarto daba muestras de la superioridad colegial: 24-15.

Pero Bulfoni no quería tirar la toalla y con un trtiple dejaba el marcador a sólo cinco de los de Madrid al poco de empezar el segundo cuarto. Sin embargo Udrih e Iturbe ponían los diez de ventaja (30-20)  con trece minutos jugados. Estudiantes con una gran defensa lastraba el ataque contrincante, del que sólo respondían San MIguel y Guillem, y además anotaba con facilidad, yéndose así a un  44-27 en el minuto dieciocho con Suárez y Popovic como protagonistas. Se sumaron a la fiesta Iturbe -con un triple- y Wideman para dejar el marcador al descanso en un claro y contundente:  49-27. Estudiantes había repartido incluso las faltas, mientras que en los visitantes las acumulaban Guillem Rubio, Asselin y Bulfoni.

Y Manresa reaccionó. En el tercer cuarto redujo la ventaja estudiantil a la mitad, once puntos. Y sucedió así: Asselin, Ibaka y Montañez se conjuraron en ataque y Estudiantes se atascó al inicio del tercer acto. Sólo Brewer y un Suárez más intermitente daban la réplica, aunque más por tiros libres que en juego. El marcador se había apretado algo y se esperaba el último cuarto que decidiera todo.

Pero los colegiales volvieron a jugar como lo hicieran antes del descanso, y no dieron opciones a los manresanos. LOs canteranos Beirán y Granger ayudados por Udrih y Popovic, pronto volvieron a situar el marcador en ventajas más cómodas y un triple de Iturbe situaba el 74 a 56 en el electrónico a mitad del cuarto decisivo.  A partir de ahí, intercambio de canastas que sólo servían para situar a Suárez como el jugador más valorado, para maquillar las estadísticas de algunos del cuadro visitante y para que Iturbe siguiera encestando algún triple más. Y se llegó al final con un 86-65 que reflejaba a las claras la evolución del partido. Un partido que sirve a Estudiantes para poner más tierra de por medio con los puestos de descenso y que -además, como ocurriera la jornada pasada- hace que otros equipos entren en los puestos del miedo, como Granada y Bruesa.

Valoraciones: Gran partido de los colegiales. Segundo partido entonado de Udrih y vuelta a las canchas de Beirán, que parecía olvidado por Casimiro.  Popovic sigue creciendo y ni siquiera se necesitó la garra habitual de Jasen. Todo buenas noticias, partiendo de la no-lesión de Brewer, ya que parecía una rotura de fibras y se quedó en el susto de un golpe.

Pancho Jasen cayó lesionado. En cuanto conozca la gravedad de este percance, informaré en este mismo espacio.

Aquí os dejo las estadísticas.

¡Ánimo, Estudiantes! Y a seguir creciendo con las victorias…

Anuncios