Fue un hombre sin suerte. Atesoraba un sinfín de cualidades para triunfar en cualquier equipo practicando su fútbol. Sin embargo, problemas físicos -en forma de lesiones- y disciplinarios -debido al tiempo libre que le dejaban las mismas- consiguieron descentrar a este jugador. Cómo no, es Thiago Motta. Probó en otro equipo español, el Atleti, pero su rodilla y sus músculos no querían dejarle triunfar en nustro país.

Así que puso rumbo a Italia, donde el fútbol se adapta mucho más a sus características. Y allí, en Génova, está dejando un gran sabor de boca. Tanto que ya se habla de que grandes clubes del calcio lo quieren en sus escuadras. A continuación os voy a recomendar un clip que explica su trayectoria, y os dejo igualmente, la noticia que me ha animado a volver a escribir sobre “el gran Thiago“. ¡Suerte, MOtta, un gran abrazo desde aquí!

Un video realizado con mucho cariño y que acierta en la imágenes y sobre todo en lo musical, resume la pequeña historia de este jugador, maltratado por las lesiones (y la prensa deportiva catalana) y que recaló en el equipo genovés para volver a sentirse futbolista. Es el siguiente:

Aquí os dejo el enlace a la notica. Ya sabéis que todos estos rumores nunca son veraces del todo, pero… lo importante es que Thiago vuelve a ser futbolista y a deleitarnos con su juego físico y técnico.

A veces las estrellas vuelven a alinearse convenientemente. Y todo vuelve a su lugar…

Anuncios