¡Una auténtica pena!

El equipo ha crecido desde su marcha, pero su reincorporación le daría un “plus” a los nuestros y serían clave para dar algún susto o sorpresa en los playoffs si conseguimos alcanzarlos, algo que espero y deseo, y que no parece imposible ni mucho menos.

La mala suerte de una enfermedad se cebó con un familiar cercano y el jugador, Wayne S., tuvo que marchar a  su tierra para estar a su lado. Su comportamiento en nuestro club y nuestra ciudad ha sido ejemplar. Y por su calidad (de lo mejorcito que he visto pasar por este club de baloncesto), junto con todo ello que es más importante aún, quiero agradecerle su tiempo que estuvo entre nuestros jugadores y desearle suerte tanto en lo profesional como en lo más importante, lo personal.

Un gran abrazo, Wayne.

(Os dejo enlace a la noticia, incluye rueda de prensa del club).

Anuncios