En el primer cuarto pudimos ver un partido igualado en el que Melilla mostraba sus credenciales de gran equipo y Cáceres intentaba seguir el ritmo con arremetidas de Angulo.

El Segundo cuarto siguió con la misma tónica, pero los melillenses se iban con algo más de holgura, poca al descanso. Ya era evcidente por entonces que Moss tenía problemas físicos y que el perímetro cacereño no estaba muy acertado.

Al final del tercer periodo, después de una reacción del Cáceres comandada por Sanguino cuando los visitantes parecía que se escaparían, y tras dos fallos consecutivos de Angulo, llega la polémica y el entrenador local: Piti Hurtado se carga el partido al serle pitadas dos técnicas consecutivas y disponer, con el reloj a cero los melillenses de ¡siete tiros libres!

Ahí se acabó el partido. Cáceres sólo consiguió maquillar la sangría de resultado.

P.D. (anadida el 08-04-09): siento haber dejado una cronica tan escualida, pero no tuve tiempo de mas, pues tenia que marcharme de viaje a unas de las mejores tierras del mundo. Ruego me perdoneis.

Abrazos.

Anuncios