Esta pasada semana santa he visitado Grecia, como algun@s de vosotr@s sabéis,  y he “descubierto” la maravillosa  zona de Meteora.

Como bien les he contado por “email” a mis amistades que tengo lejos, Meteora  es el paisaje más bello y espectacular que he conocido nunca. Y les explicaba por qué: combina lo natural con lo humano (monasterios y pueblines, dos) de manera excepcional. Y no da respiro a los ojos, sino que cada vez que miras hacia algún lado o te giras, parece que estés contemplando una postal.
 
Como ya estaréis temiendo muchos y muchas (en realidad no tengo tantos lectores/as) intentaré en próximas fechas publicar algunas fotos en este proyecto-bitácora, pero antes me tienen que llegar, pues yo no llevé cámara y estoy esperando a que me las envíe el resto del “Trío kalmabaka”.

Este trío será otro de los protagonistas del blog en las próximas semanas, pues ha dado mucho juego y las payasadas y anécdotas se han sucedido una tras otra. Me apetece compartirlas e ilustrarlas con quienes estáis tan loc@s como para leer estas líneas que escribo. Así que, habrá “resaka” y de la buena de esta escapada a Grecia (Ellas). 

 

ACTUALIZACIÓN (Imágenes de Meteora)

He intentado que sean de lo más diversas y que combinasen muchos de los paisajes y las sensaciones que contemplamos y vivimos. La lista habría sido enorme, pero había que elegir unas pocas (y con prisa). Son éstas (no se incluyen fotografías donde aparezcan el resto de miembros del Trío Kalambaka para mantener la emoción de su “anonimato”)… 

 

Un abrazo, que son gratis.

Anuncios