Otro gran partido del Cáceres, al que le acompañaron extrañamente las fuerzas, curioso tras las dos prorrogas del miércoles, las lesiones y el viaje a Tenerife). Y algo más importante la fortaleza mental. El equipo se merece un reconocimiento, como ya venimos diciendo.

Gran trabajo defensivo durante todo el partido, como ya se viera en los dos primeros cuartos, en los que los cacereños se repartían el protagnonismo anotador, siendo s umáximo exponente Angulo Espinosa con sólo siete puntos al descanso. Pero todos anotaban y corrián y luchaban, con lo que dificultaban mucho las canastas del Laguna Canarias. Y se iban con una ventaja corta al descanso pero muy merecida por los visitantes.

Buen tercer cuarto del Canarias. Por Cáceres respondían en lo ofensivo Cage (con dos triples) y Moss. Los laguneros muy apoyados en sus jugadores franquicia (Donaldson, Dietrich) y después secundados por el resto de compañeros. Y así, los locales consiguieron empartar el marcador, pero Guaita y Brown manternían una distancia de una sola canasta: 51 a 53.

El equipo comenzó jugando para la muñeca de Poves. Muchas faltas en Cáceres para defender con su cansancio a Canarias, pero con cierto acierto en ataque y yendo fuerte al rebote conseguía una ventaja de siete puntos tras un triple de Moss. Pero se quería porner emoción al partido y una falta en ataque de Guaita seguida de una antideportiva señalada a Moss, acercaban a los laguneros a siete. Un triplazo de Heras lo contestó Guaita para mantener la ventaja suficiente para no pasar nervios. De ahí al final intentos de 6,25 del Canarias y Cáceres moviendo la pelota y esperando la falta para ir al tiro libre.  Así,, el partido acabón con un 67 a 81 esclarecedor del último tramo del mismo y de la madurez que mostraron nuestros jugadores en esos instantes finales.

 

Como Valoración debemos destacar a todos. PUntulamente,, como no puede ser de otra manera, los jugadores cometieron algún error, pero su profesionalidad y sus ganas, sumados a su acierto, merecen que esto sea una loa para todos y cada uno.

Abrazos para los laguneros.

 

Ahora vamos con el Estudiantes: horroroso partido de los madrileños anta el Bruesa, y se complican la vida, seguir en la categoría y entrar en tiempos de nervios de nuevo. Fue tan malo que ni me apetece reseñar nada. Sólo  que deben cambiar muchos detales y maneras para que el equipo sume una o dos victorias más y pueda salir de ésta. No se ganaron partidos que se tuvieron en la mano y ahora… vienen curvas.

Aquí os dejo una crónica.

 

¡Suerte, Estu! ¡Ánimo, afición!

Anuncios