¿Y del sorteo ya nadie se acuerda? …

Este año en Sevilla la mitad aproximada de la ciudad se quedó muy triste después de la última jornada de liga. Y buena parte de stas personas apesadumbradas también estaban enfadadas y con ganas de pedir responsabilidades y señalar culpables.

Son los aficionados del Real Betis Balompié. Y muchos de estos béticos pidieron la cabeza de un tal Manuel Ruiz de Lopera. Pues bien, en mi opinión además de pedirle cuentas a este señor y a los técnicos y plantilla, los béticos deberían también quejarse ante la LFP o la Federación. Ante el organimso que de una manera tan casual y fortuita ha conseguido que coincidiera esta temporada un calendario tan extraño: grandes duelos justo cuando no había Liga de Campeones o casi al final de temporada. En ellos implicados la mayoría de los favoritos. Y que ha propiciado que un rival directo en el descenso, como ha resultado ser Osasuna, se haya jugado su continuidad con rivales que ya no se jugaban nada: los dos primeros clasificados, obteniendo todos los puntos en juego en esos partidos.

 No sé si los béticos creen en estas casualidades que en esta ocasión han otorgado ventaja a un rival. Lo que sí es cierto es que queda en tela de juicio que en el sorteo del calendario se deje todo a lo fortuito del destino. 

El “beticismo” se halevantado en armas, pero tal vez no se ha acordado de todos los culpables.

Anuncios