Hoy es miércoles, 19 de agosto.

Anoche llegué de mi viaje estival por Canarias. ¿Por todas? No, sólo por dos de las siete islas: Tenerife y Lanzarote.

Las razones de ambas visitas eran distintas, pero quise unirlas por comodidad y por aprovechar la oportunidad que se me presentaba de conocer la isla negra de los volcanes. Preciosa, por cierto.

En unos días o semanas colgaré algunas fotos de Lanzarote para que las disfrutéis o me rebatáis en mi opinión. Realmente merece la pena, ya que sus paisajes me han resultado muy originales y sus habitantes aún no los han machacado.

 

Un fuerte abrazo.

Ya he vuelto (y con muy poquitas ganas).

Anuncios