Este ha sido el útlimo verano. Las últimas carreras, conciertos, fiestas, polvo, espuma y otros para ellas.

Mis botas…

¿qué tendrán mis botas?

¿qué tendrán mis botas?

Llevan acompañándome muchos años. De aquí para allá, siempre leales y con muchas cicactrices a flor de piel.

Pero no se van solas. También vamos a despedir a mis últimas amat-marco. También llevan lo suyo, y se merecen su descanso.

¡qué limpias!

¡qué limpias!

Esperemos que, descansadas y sin ajetreo alguno, luzcan bellas y soñadoras estas dos parejas.

¡¡Se me caen las lágrimas… disculpad!!

Todas colgadas

Todas colgadas

Anuncios