Sí, los ritmos más rockeros comenzaron a llenar mis escuchas musicales, sobre todo las elegidas, no las propias de la radio musical española.

Caminaba yo como habitualmente me sucede, sin un rumbo fijo. Y esto era aplicable a lo musical. Mucha radio y, supongo que mucho pop, y llegaron un par de grupos que me conquistaron con una facilidad espectacular.

Fueron mis primeros compactos…

Héroes del Silencio. Supongo que no es necesario decir nada de este grupo, teniendo en cuenta su trascendencia a lo grande a nivel social y, también, que no queda mucho más que decir de ellos, pues pocas veces tantos ríos de tinta han corrido con tan pocos discos de estudio.  

Eso sí, los videoclips sí que los enchufo aquí. A pares.

En primer lugar, su primer éxito… “Mar adentro“:

¡Qué juvenilidad enlos componentes de los héroes, eh!

Y, ahora, la “sirena varada“. Más maduros y orientalizados. Precioso.

El otro grupo que llenaba mis oídos era Bon Jovi. Me gustaban especialmente los discos “Slippery when wet” y New Jersey”. Y de ellos os he extraído una canción: “bad medicine“. Supongo que muchos la recordaréis.

Y de los Bon Jovi qué decir, que alguien se dio cuenta de lo guapo que era John, el cantante, y alguien decidió que era mejor caminar por la balada eterna y dejaron de hacer música más “contundente” para entrar de lleno en el fenómeno fans. Aun así siempre su videos de baladones han sido tremendos, como ejemplo: “this aint a love song” y “always”. Aunque sus “livin’ on a prayer” y “you give love a bad name” eran mucho mejores. 

Y, como no podía ser de otra manera, todo esto sazonado por otras músicas o grupos, otros cantantes y temas. Entonces todavía escuchaba “los cuarenta” y creía en Papá Noel y demás.

Como muestra de esa pequeña diversidad os voy a dejar dos videos. Uno de Mariah Carey y otro de Bobby Brown. También tenía algún cassette de Luz Casal, seguía escuchando a Mecano o me encantaban los Celtas Cortos, pero hoy hablábamos del toque rock y de los dos grupos que  me llegaron. Uno se mantiene en su lugar, el otro hizo lo posible por abandonarlo.

El Music Box me encantó. Me pareció muy redondo y aquí os dejo una muestra. Lo adquirí basttantes años después, como homenaje a lo que mi hizo sentir entonces.

Bobby Brown. Hay gente que ocupa momentos y no vuelve a ocuparlos más. Aun así…

 

¡Viva la música!

A la próxima ya vienen las curvas… ¡Apoteosis!

Anuncios