Se me pasó la oportunidad de compartir mis ideas y dar mi opinión en los momentos en los que nuestros gobernantes parecían dispuestos a escucharlas, pero parece que esa posibilidad vuelve a ser real, por lo que leí en un diario hace ya un tiempo. Así que intentaré informarme en nuestro Ayuntamiento y hacerles llegar estas ideas

Además, tengo la sensación de que llevamos ya algún tiempo dejando que los relojes y los calendarios nos ganen la partida. Y creo que se debe volver a ideas originales. A ver si alguna os gusta. Se aceptan más propuestas…

El paseo de los poetas. Desde hace años etngo esta idea. Se trata simplemente de “construir” o preparar una ruta alternativa que vaya desde las espaldas del barrio de San Francisco hasta las cercanías de la Ermita de la Virgen de la Montaña. En este nuevo paseo podrían aparecer homenajes en forma de obras de arte a poetas y escritores que nos parezcan merecerlo. Evidnetemente sin caer en razonamintos políticos, dejándonos llevar sólo opr la belleza de su obra y por su trascendencia para nosotros. De hecho, los propios cacereños y los visitantes de la ciudad podrían ir eligiendo por votación a los poetas que fueran formando este sendero. Y, evidentemente, no tiene porqué ser la ruta que yo he proupesto, pero la idea me parece realmente interesante. Posteriormente, cuando un poeta ya forme parte del paseo, se le rendiría tributo el día de su nacimiento con un acto público en el que se le recordase y seleyera alguno de sus escritos. Se le daría mucha vida a esta iniciativa, más cuantos más sean los escritores a quienes se les rindiese culto. Y por ser justos y  no poloiitzar ni monopolizar la vida cultural en su vertiente política, los propios cacereños (votantes) podrían hacer de lectores, sobre todo quienes mostrasen interés por ser fanáticos del poeta del día.

 Conciertos en el Paseo Alto de grupos que estén empezando (como jamsessions en homenaje a Chomin).

Exposiciones de artistas de nuestro entorno o nuestras escuelas. Además d que artistas de la tierra, reconocidos o en ciernes, expongan sus obras en el Paseo de los Poetas, debería ampliarse el espacio y repercusión de estas exposiciones. No realizarlas casi siempre en lugares cerrados, si no aprovechar nuevas maneras de exponer y nuevas tecnologías y soluciones para proteger las obras delas inclemencias.

Tampoco sería mala idea celebrar un festival de cuentacuentos (al aire libre preferentemente). En él se le podía dar cabida a la participación de profesionales de este mundillo y alternarla con actuacioens de gente anónima, cacereños que estén interesados en subirse a un escenario y contar una historia que les parezca interesante para los demás. Lo he visto y disfrutado en alguna otra ciudad y me parece que es fácil que resulte un éxito. El presupuesto sería realmente minúsculo y la participación podría ampliarse con algunos espectáculos más (magia, humor…), bien a cargo de profesionales o aficionados. 

Miradores en el Parque del Príncipe (municipales) que puedan ser cafeterías, bares o restaurantes. Lo explico un poco más. Por si alguien no se ha dado cuenta, en la parte del Parque del Príncipe que linda con la Avenida de Hernán Cortés hay un pequeño paseo. Se trataría de que debajo de éste, bien sacando unos metros más del parte o escarbando sobre el mismo suelo para después volverlo a colocar, dar cabida a cafeterías, comercios o tiendas, bares y pubs. Todos ellos con unas vistas bastante singulares e interesantes. Y con un aire de naturaleza y verdor que no se puede encontrar en otros lugares dela ciudad y que podrían atraer público. Su carácter sería municipal, con lo que su alquiler dejaría unos beneficios en el Ayuntamiento y éste se encargaría de su mantenimiento.  

Un última idea, tal vez la más vieja en mi cabeza y la menos original. Adecuar una zona de reunión que pueda ampliarse con pubs alrededor a las afueras de la ciudad. En lugar de tanto centro de ocio, que no es otra cosa que ir de un pasillo a otro, se trataría de darle vida a una zona algo más alejada y dotarla de servicios para que los ciudadanos puedan, no sólo beber libremente -que no se trata de ello- pero sí salir sin miedo a causar ruidos, problemas y demás. Y alrededor de esa zona despejada, tipo plaza o paseo ancho, construir locales de tapas, pubs, cafeterías y demás en que los horarios fuesen más flexibles. Estos locales también podrían gozar del carácter municipal de los del Parque del Príncipe, contando tal vez con un aire más nocturno y/o juvenil. Evidentemente se debería ayudar a la zona con transporte gratis y vigilancia para que no haya problemas con menos y consumo de alcohol y otros.

Y de las ideas, a algo que me gustaría reseñar, tal vez con aire crítico: cada vez que se construya algo, cualquier infraestructura (deportiva, cultural…) que se le dote de un parkin subterráneo que pueda ser utilizado no sólo por los asistentes a estos eventos, sino por cualquier otra persona que necesite dejar parado su coche dentro de nuestra ciudad. Casos como el de el Auditorio y el Pabellón Multiusos, claman al cielo.

 

Ahora os toca. No os quejaréis de que han sido pocas.

¡Venga, a teclear!

Anuncios