Corrían los últimos años noventa ya me había cansado de echarme una rato la siesta con la música de IronMaiden, Helloween, Black Sabbath o Extremoduro, así que intenté volver a la radio, a esas ondas que tanto se habían gando el desprestigio en mi mente por culpa de abusar de las radio-fórmulas musicales. Había que encontrar algo nuevo… ¡y vaya si lo encontré!

Ya conocía “radio-tres”, sus contenidos de por la tarde y de algunas mañanas, pero nunca la había sintonizado a esas horas (15 horas o  poco más aproximadamente), así que -después de navegar por otros diales- acabé yéndome a esta radio que tan gran labor realiza, sin reconocimiento, claro.

¿Qué me encontré? EN princdipio música que invitaba al descanso, pensé, al rato… ¡coño, esto mola! Y un poquito después… ¡joder, esto está muy bien!

Hubo un caso que además despertó totalmente mi atención. Una canción que despertó algo en mí entonces extraño. Se trataba de una música y una  letra que me hacían sentir cada nota y cada palabra como si yo entendiese esa lengua y el lenguanje musical. Era griego, lo interpretaba una tremenda cantante con nombre de libertad, Eleftheria Arvanitaki, y el título de la pieza era y es “To Parapono / I Xenitia”. Me llegó tanto que desde aquel momento me hice habitual de ese programa y empecé a investigar sobre cantantes griegos actuales. Y mucho más que voy a contar a continuación. Pero antes, la canción que me cambió o, al menos, complementó de manera totalmente original y distinta mis gustos muciscales.

¡Qué dolor! ¡Y qué redención!

En ese mismo programa, que es del que trata este “post” realmente, conocí a otra diva dela canción griega, y otra y otra, pero vamos por partes… Haris Alexiou. Y una de las primeras canciones que le escuché y me llegó ahí dentro fue una que había tomado la helena del repertorio del gran Goran Bregovic. Una canción que aquí, en nuestra España, se ha traducido como “si existe dios”, aunque no sea del todo… Bien, en griego es “theos an einai” (zeós an íne) y la han interpretado un montón de cantantes y artistas de la Europa oriental, Turquía, etcétera. 

Aquí podréis deleitarosn con la versión de la mencionada Alexoiu… (gracias, María Kapanzouglou):

 

Pero no todo iba a ser música griega, aunque depués la volveremos a mencionar, ahora nos vamos a dar una vueltita por África para recordar algunos de los músicos que Ramón Trecet me invitó a conocer.

En pimer lugar, rescataré de mi alma a Ismael Lo con su “tajabone”, un tema que se dio a concoer en nuestro país gracias a la banda sonora de una película de Almodóvar. Yo recuerdo alguna mañana en Los Cristianos en que sonó esta canción en mi ordenador y se me erizó el pelo. Me senté y no me metí enla ducha hasta que no acabó. Para todos vosotros…

Y de Ismael a Youssou N’Dour. He estado buscando una canción que me encantaba y que no logro identificar, pues nunca vi su título escribo. Así que no me ha quedado más remedio que enlazar otra. Espero que os guste, aunque no sea el “dimi, dimi” que yo buscaba…

 

Si no he colgado la gran “seven seconds” (con Neneh Cherry) es porque resulta más que conocida.

Y ahora algo muy vocal llegado tambhién del continente africano. ¡La leche!: Lady Smith Black Mambazo

Y cuidadito con la versión de un clásico…

Y ahora, yéndonos al norte de Europa, nos encotramos con propuestas muy distintas a todo lo escuchado en el programa . En primer lugar, Gjallarhorm… ¡Alucinante!

 Turno para los suecos de Hedningarna, de los que os pincho un tema movidito y animado para que disfrutéis con ellos…

Porque el Reino Unido no es sólo Inglaterra y porque precisamente el folk parece conservarse mejor y tener mejor salud en lugares como Escocia o Irlanda, os voy a acercar a un cantante llamado Sean Keane. En este caso con “Exile”, una gran canción…

¡¡Tremenda voz, verdad?!!

Y ahora una propuesta muy distinta, que intenta mezclar los ritmos modernos bebiendo de las fuentes clásicas. El artista, Paul Mounsey, y el tema: “North”. ¡Temazo!

 

ALgo más oriental y que vuelve a tocarnos más por dentro. La voz e instrumentos del grupo de Haig Yadzjian

En una rápida vuelta por los Estados Unidos de América conocimos a la gran banda Bela Fleck y los Flecktones y a la enorme y dramática voz de Eva Cassidy. ¡¡Casi náa!!

Y aunque pretendía cerrar este post con los mismos cantantes conque había comenzado, no puedo dejar de recomendaros a Alkistis Protopsalti y a Giorgos Dalaras, ambos griegos y con una trayectoria y una música alucinantes. Para vosotros… (empezando por ella):

Del bueno de Giorgos estaba buscando otra canción, pero “La Fantasía” tampoco está mal…

¡¡Joder, “construyendo” este artículo no he podido dejar ni una canción sin escucharla entera!! Mi corazoncito se diluye…

 

 

Antes de cerrar definitivamente esta macrorrecomendación musical comentaros que me dejo a muchos en el tintero (Rodrigo Leao, Mariza, Katia Guerreiro, Arto Tuncboyacijan…) pero que trataré de recuperarlos en otro artículo junto con los españoles Carlos Núñez, Joan Valent, Mercedes Peón, María del Mar Bonet, Benito Cabrera y…

 

(más que nada para que os cargue la página y porque quería darle ya salida éste, que ha sido como un parto).

Anuncios