Derrota clara del Cáceres ante el gran candidato al ascenso: el Zaragoza.

El primer cuarto queda resumido en la jugada final del Zaragoza (habría otra de Cáceres). Phillip consigue una canasta con personal, falla su tiro libre adicional y coge su prpio rebote, con lo que anota cuatro puntazos de una sola vez.

El Cáceres en ataque horroroso, como nos venía acostumbrando, y en defensa flojo, permitiendo contraatques y con despistes como el apuntado. ¿Falta de intensidad? La respuesta en los siguienes cuartos.

Se empezó anotando merced a tiros de Guaita y Dedas (dos triples) y con algo má de intensidad defensiva. Así cuatro minutos de los maños sin anotarr y, por desgracia, fallos en los libres por parte de Cáceres.  Cuando parecía que Cáceres se iba a acercar definitivamente, la entrada de Alex GOnzález (horroroso como acostumbra en la dirección) y tres triples consecutivos del gran Quinteros, devolvieron una ventaja cómoda a los locales y forzaron el tiempo muerto de Hurtado. Habían recuperado la confianza y nosotros sufríamos su anotqación más fluida. Lescano, que se podía haber perdido el choque y lo disputó por la lesión de un compañero, había sido uno de sus baluartes. El otro, ya nos lo sabemos, su compatriota: Paolo Quinteros. Final de la primera parte y “remar para…”. Nunca se sabe, el cambio de actitud había acontecido, pero el rival también juega (40 a 25).

Comenzó la reanudación con un triple de los cacereños, pero seis puntos seguidos de los locales ponían más tierra de por medio. Contestó Dedas, entonado a rachas, y nos matóLescano con otro triple. En el intercambio de canastas salimos perdiendo: Dedas se precipitaba mientras que los argentinos de Zaragoza acertaban. Así, veinte puntos de diferencia a falta de tres minutos para el final del tercer periodo. Y se fue a más: concedíamos rebotes en ataque y tiros de tres fáciles, con lo que aquel conato cacereño se quedaba en nada.

Anotaban todos y cada uno de los locales y resultaba imposible contrarrestarlos. Aun así el equipo no le perdía la cara al partido e intentaba luchar por bajar la enorme diferencia. Elonu se volvió algo loco y recibió un mate tremendo de Forcada, con falta personal incluida del nigeriano. El “equipo pequeño” de Piti Hurtado (con Lucio Angulo de ala-pívot) daba resultado.

Quinteros seguía generando juego para los suyos y el Cáceres volvía a espesarse en ataque. La ventaja se movía entre los veinte y los veinticinco puntos. Forcada y Fornas disputaban muchos minutos, no demasiado aprovechados. Y las prisas y alguna imprecisión hicieron que no se empequeñecieran más las distancias. De ahí y de todo lo demás, el resultado definitivo: 78 a 59 con canastón final de Ermolinski.

Entre las valoraciones positivas de nuesro equipo:

  •  “la vuelta de Guaita”: un partido a su altura por fin
  • la mayor aportación de Dedas, aunque estuvo algo fallón, pero al menos se atrevió (que falta nos hace).
  • y la regularidad de Naymick, que todos los días aporta puntitos y rebotes, además de intensidad defensiva.

En lo negativo, además de que nos ganaron fácil:

  • la escasa aportación de Holcomb, algo diluido.
  • la mala dirección general de los bases, aunque muy destacado anda González (¡qué penita, pena!).
  • Francis Sánchez, del buen inicio ante Tenerife no ha vuelto a mostrar nada.
  • y verle un partido más bien flojo a Angulo Espinosa, que aun así, estadísticamente fue de los mejores.

Mejorar hay que mejorar mucho, y todo empieza por la dirección. Ermolinski aporta, porque genera ayudas;  Sala tal vez bota demasiado; Alex González…

En defensa no se está mal, aunque concedimos muchos rebotes en ataque y que nos corrieran fácil. Y en lo ofensivo, hay que precipitarse menos.

Próxima cita en elmultiusos: ¡¡A por la segunda victoria!!

Anuncios