En realidad este artículo debería llamarse lo que de veras nos da por culo, pero por no generalizar… Paso a explicarme a través de dos ejemplos prácticos que le han sucedido a mi personita en los útlimos meses:

Primero el más cercano en el tiempo, el último.

Lunes, 19 de octubre. En mi afán por “modernizar mi nuevo hogar” me he planteado cambiar el frigorífico y la lavadora (una vez probada), así que me dirijo a un centro comercial después de haber pasado varias tardes comparando modelos y precios en distintas tiendas. Hasta aquí todo bien.

Eran las 16.30 de la tarde y estuve mirando e intentando que me asesorasen algo menos de veinte minutos. Para  poder optar al “plan renove” extremeño tenía que llevar un recibo (o el contrato, me aseguró) de la luz o el agua figurando yo como contratante, ya que no coincidía mi dirección de DNI con la de mi hogar y los electrodomésticos que pretendía cambiar.

A las 17.00 horas estaba entrando en mi curso de inglés. Poco después de hora y media, salí corriendo a una oficina de la empresa eléctrica. Hubo que hacer cola, pero conseguí la copia del contrato. Llegué algo tarde a la reanudación del curso.

Salí pitando del mismo a las 19.50 camino del centro comercial con mi contrato eléctrico y mi efectivo en el bolsillo. Hice cola porque la sección de electrónica “estaba pa verla” y, finalmente, me atendieron (otra persona distinta a la de la primera ocasión) y empezaron las gestiones. Un montón. Después de pagado el frigorífico y de rellenar la mayoría de la documentación me piden mi identificación, una tercera comerciante. Les entrego el DNI y me dicen que al no aparecer en el mismo domicilio en Extremadura, no me vale con el contrato presentado, que tengo que llevar un certificado de empadronamiento o el DNI con la dirección actual, la del frigo, vamos.

¿Qué es lo que me molesta? ¿Que la Junta de Extremadura ponga tantas trabas para conceder una ayuda? No creáis, entiendo que quiera asegurarse que quien se ahorre un dinerito con cargo a los caudales públicos se identifique debidamente y vaya a disfrutar de ello, no dejándolo -por ejemplo- en un piso que no habita o de alquiler. Sí es cierto que, entonces, no importa tanto el ahorro energético como que alguien “se beneficie” de él (quien lo compra y el político, que espera unos votos más).

¿Me molesta entonces que cada cual me cuente una versión o me las cuenten incompletas? Sí, eso más. Que un comercial o alguien que te atiende en cualquier trámite o gestión te asegure algo y después otro te cuetna otra versión, con lo que no te sirve de nada lo hecho y teniendo, por tanto, que volver a hacer otras gestiones… Sí, realmente me jode. Este sería además un detalle en común con el segundo ejemplo: darse de alta en el padrón municipal. Al principio me solicitaron unos documentos u otros que también eran válidos, al no tener los primeros a mano, y otra administrativa me obligó a presentarlos todos al atenderme dos horas más tarde con los primeros.

Que el primer comercitante que me atendió en el centro comercial obviase que si en mi carné no aparece domicilio en Extrem…. me hiciese perder la tarde me molestó mucho.

Y eso es justo lo que me puso de mal humor: perder tiempo cuando precisamente no lo tengo. Para quienes no sabéis de esta novedad en mi vida, leed este otro artículo, pero el caso es que no doy abasto y no sé cuánto duraré así (se aproxima alguna crisis cuanto menos física; las huelo).

Al final parece que he conseguido, in extremis pues en cualquier momento la Junta de Extremadura retirará el plan renove, beneficiarme del mismo. Ésa ya es otra historia y no sé si merece tanto la pena. Como siempre, se ha tratado de hacer gestiones a toda velocidad y…

Al final tamibén obtruve premio con lo de mi alta en el padrón municipal, e incluso conseguí un DNI nuevo, con la dirección antigua, eso sí, que tantos problemas me ha dado después. Y mi pregunta para este caso es la siguiente, ¿por qué no se puede aprovechar para realizar un cambio de domicilio en el carné de identidad cuando lo has perdido y necesitas otro nuevo? Ya sé que se trata de hacer un duplicado del anterior, pero ¿hacer dos veces la misma gestión? ¿No es un paso atrás?

Supongo que toda esta historia os habrá aburrido, a mí me desesperó vivirla, como supongo que os habrá ocurrido a vosotros en alguna ocasión. Por lo menos, aquí tenéis un espacio si gustáis para contarla y quedaros a gusto.

Anuncios