Antes de nada, aclarar que este artículo no habla de relaciones sexuales ni nada parecido, así que quienes esperasen algo así al leer el título se sentirán decepcionados. Trata de un deporte vertical (mucho), no del deporte horizontal más seguido.

Como ya sabéis mis equipos de baloncesto son el Cáceres y el Estudiantes, y de su última dinámica es de lo que hoy quiero escribir.

El Estu ha vencido en sus dos últimos partidos, después de una racha totalmente negativa de cinco derrotas.

El Cáceres, por su parte, ha caído en sus dos últimos encuentros. Además lo ha hecho de manera estruendosa, con dos palizas consecutivas tras sendas desconexiones mentales de sus jugadores al final del tercer cuarto y el último periodo.

Los colegiales han mejorado y el deseo de sus seguidores, entre ellos yo mismo, es que la racha positiva continuase, y se diera una tercera victoria consecutiva de nuestro equipo. La oportunidad será ante un Manresa irregular, en su cancha (previa).

Desgraciadamente, nadie queremos que Cáceres caiga de nuevo acumulando una pesadilla de tres derrotas consecutivas. Para ello el club ha tomado la decisión de destituir al técnico (Piti Hurtado9 y poner en su lugar a Gustavo Aranzana. Se espera una reacción de los jugadores (poco entonados en los minutos decisivos) y un providencial cambio de actitud en la grada, que había sido muy crítica con el trabajo del entrenador cacereño.

Por tanto, ¿tres consecutivos? Sí se puede… pero ya estaríamos hablando de nuevo de otro tema: el tema.  En el baloncesto, depende del equipo de que hablemos.

Abrazos y… ¡Viva el baloncesto!

Anuncios