Leído en… una exposición llamada “la casa recreada”.

“El verdadero amor está donde tú quieras”.

Esta frase tan simple respondía a una pregunta que alguien había dejado en una botella de plástico que mandaría mensajes al mar y era evidentemente: “¿Dónde está el verdadero amor?”.

Me pareció muy positiva la “afirmación”, así que… ¡ahí queda!

Anuncios