EL despertador, cargador y baterías para el móvil, la novela que me prestaron y leo actualmente… con eso y todo lo que ya tenía en mi piso, me doy por instalado.

Hacía ya mucho tiempo que me apetecía y el darme largas me estaba sentando mal. Solución: pim-pam-pum… se acabó.

Supongo que ahora descansaré mejor.

En cuanto esté presentable (por el 2015 o cuando le caigan unas Olimpiadas a Madrid) empiezo a invitaros.

Ciao!

Anuncios