Como afirma este artículo en muchos aspectos básicos hombres y mujeres seguimos siendo distintos. Más allá de lo físico, sentimos y analizamos nuestra realidad sentimental de diferente manera. Quien no lo crea así, que le eche un vistazo al enlace y se descubra ya los ojos.

Trata de que nuestros celos son más bien sexuales, mientras los de ellas, afectivos. ¡Leed, canallas! (Y participad).

Sólo quiero comentar que la igualdad debe ser de derechos y deberes, mientras en todo lo demás se debe ser respetuoso y seguir investigando para conocernos mejor y poder convivir en paz y armonía (sí, hoy va de utopías).

Abrazos para niños y niñas.

Anuncios