Quienes me conocen y además han tenido el dudoso placer de dejarme hablar de música ya sabrán de mi afirmación de que el cantante que mejor realiza versiones de temas de otros (y propios, coño) es Bunbury. Evidentemente es una opinión, muy particular y corrosivamente personal, pero creo que no debo de andar muy descaminado y como muestra botones, botones de colores.

¡Cómo os lo vais a pasar, villanos!

Voy a empezar con una canción cuya interpretación original, a manos de El Niño Gusano, me habría pasado totalmente inadvertida, y que en manos de Bunbury -como yo la conocí- me gustó desde el mismo momento en que había cantado no más de diez palabras. Su título, Papel de regalo, su vida en manos del maño, debajo.

Resulta difícil afirmar tajantemente que una canción de las redimensionadas por Enrique Bunbury es tu preferida, pero esta sería una de ellas sin duda: Vámonos. Connotaciones personales a parte, me parece que es digna de todos los elogios. La nueva velocidad de que la dota Bunbury, su carga emocional, su huída hacia delante… El sueño de un amor bohemio y de un amor más allá de las fronteras o que precisamente sólo sobrevive tras la frontera. Mencionar, cómo no, al intérprete original del tema: José Alfredo Jiménez; y pincharos esta versión de un dúo de cuando…

Una de las canciones no propias más conocidas es “El jinete” 1 y 2, y resulta así porque se trata de uno de los temas que ha podido publicar Bunbury en alguno de sus trabajos (como la que vendrá posteriormente). En esta ocasión, de nuevo, el cantante que ahora lleva sombrero, bebe de las fuentes latinoamericanas, del maestro J.A. Jiménez. Y lo hace con sentido y con la necesidad de insuflarles unos aires más rockeros al tema, que lo agradece mucho viéndose tan actualizado y tan consumible para los nuevos públicos: nosotros. Ahí va…

Una canción bellísima es la titulada Aunque no sea conmigo, cuyo autor o creador es una auténtica incógnita, pero que ha sido interpretada por muchos cantantes (Chago Díaz, Café  Tacuba…) al parecer, y que el aragonés le da su estilo particular para reanimarla y recrear un temazo. La letra, de una sinceridad tremenda siempre me ha impactado. Gracias autor desconocido…

Quienes son seguidores de Bunbury bien sabrán que hay otras canciones que ha versionado y que no he mentado aún, son “Bellísima”, “Confesión” y otras. Pero también hay que dejaros hacer algo de trabajo a vosotros, ¿no? Y sólo pretendía un acercamiento y destacar aquellas que más me gustan a mí.

Como siempre…

¡Viva la música!

Anuncios