Alimentos poco naturales que curan… nunca fueron muy de mi devoción, ni muy creíbles para mi cabeza tan poco aconstumbrada a los milagros.

Ahora existe una confirmación, a la manera de informe de un órgano europeo. Así que os voy a dejar el enlace a una noticia que habla del tema, aunque acaba yéndose por las ramas, para que os informéis mejor.

No creo que se trate realmente de una sorpresa. Si nos queremos creer los cuentos es por necesidad o porque nos resulta más fácil comprar en la tienda un yogur que nos va a solucionar la vida, que solucionarnos la vida con ejercicio, una dieta equilibrada, unas cañas los viernes o hacer más el amor. Que un persona con una enfermedad terminal tire incluso de la brujería o de milagros no probados, se entiende. Lo nuestro, es menos comprensible.

¿Se acabará esta moda de alimentos que nos sanan sólo con abrirlos? Me temo que no, pues la industria y loa publicidad saben hacer muy bien su trabajo. ¡Y están tan majas las chicas que los consumen en la pantalla..!

Anuncios