Nueva aportación para “Preguntas absurdas”:

¿Qué es más bestia: entrar en un bar y pedir un güiski triple o entrar y pedir un zumo de tomate?

A comentar, fierecillas…

Anuncios