Tuve la oportunidad de ver esta peli del gran Chaplin gracias al acierto de un profesor de Historia del Mundo Contemporáneo (y entrandaor de baloncesto). Desde el principio me gustó, me cautivó y me provocó unas risas tremendas. El tiempo ha pasado para mí, no tanto para esta obra maestra. Ya sabéis, lo clásico no tiene edad. Así que…

Ésta es una de las escenas más divertidas de Tiempos Modernos, y la que me encendió el recuerdo, al escuchar la canción en la radio de mi coche, pues es la sintonía de “El séptimo vicio“. Es realmente colosal.

Coreografía, gesticulación, absurdo, ritmo… y mucho humor. Lo tiene todo.

Otra gran actuación de Chaplin en este “filme” es la del patinaje

Y por último, sobrepasando la barrera de un solo trabajo, os dejo una proximación a su carrera y su biografía artística. ¡Qué grande!


Anuncios