Hace unos dias  que aterrice en Dublin. Y ya puedo comenzar a comentar algunas de las primeras impresiones que me he ido llevando durante el tiempo que aqui llevo…

Cordialidad y educacion. Los irlandeses se muestran cercanos y cordiales ante los extranjeros (?incluimos a los ingleses? no lo se, y no lo creo). Indican si se les pregunta e incluso si simplemente te ven algo  perdido o detectan alguna necesidad en ti. Ya sabeis que es facil reconocer la cara de “pringao” de un turista, asi que… y ellos intentan ayudar.

Comprensivos. Repiten la informacion hasta que la has entendido o les haces creer este termino. Amabilidad ante todo; y paciencia.

La ciudad… se puede decir que la zona centro de Dublin es bella. Se halla cruzada por un rio (Liffey), con lo que tambien cuenta con un buen punnado de puentes, todos distintos y todos con su “identidad propia”. Algunos tienen anecdotas del tipo de que habia que pagar cinco peniques por cruzarlos hasta hace escasos annos y otros son mas modernos e inexpresivos.

Si he de ser sincero -como a menudo intento- la zona que mas domino es Temple Bar. Creo que con el nombre ya esta todo dicho, pero… Se trata de un barrio repleto de bares, pubs y restaurantes. En el se pueden encontrar artistas callejeros y muchos de sus pubs cuentan con musica en directo (parece haber un circuito con artistas que van rotando por algunos de estos lugares de ocio). En muchos de los locales hay musica en directo cada tarde y/o noche, asi que imaginaos como me lo estoy pasando.

Otras zonas que voy conociendo son los alrededores de Grafton Street (tiendas, cafeterias, pubs, centros comerciales… y artistas callejeros tambien; fotos) y, por supuesto, la calle O’Connel: centro neuralgico moderno de la capital irlandesa donde puedes encontrar de todo (incluso sol a veces).

Dejamos la ciudad para hablar del transporte. Como veis en realidad no la dejamos… Los autobuses urbanos con una pena-penita-pena. Viejos, desvencijados, sucios (por culpa de la gente) y pilotados con poco tacto. Los frenazos son continuos y mi espalda esta pidiendo un masaje a gritos (ya he tenido que estar realizando estiramientos especificos y tomando antiinflamatorios). Conectan toda o casi toda la ciudad, pero son tantos y es tan dificil entender las rutas y conexiones que… algo caoticos si que resultan. Otra opcion es el tranvia, que solo cuenta con dos lineas, con lo que  de mucha utilidad no goza, y el tren, que sirve sobre todo para ir hacia zonas residenciales a las afueras de la ciudad o para salir realmente de la misma. La opcion mas barata sigue siendo el bus. Los taxis, bien, cada cual a su rollo (no tiene color propio, solo un rotulo indentificatorio) y sus pilotos, bastante animados.

Si, todos los dias llueve. Bueno, casi todos. El todos era aplicable los primeros cinco o seis dias desde mi llegada, despues anduvo sin llover uno o dos seguidos. Hoy esta cayendo aguita con fuerza. Apunte personal: “la maldicion de los pantalones“. En cada ocasion que me visto con mis pantalones rayados, llueve, y normalmente con ganas. Una tarde nos cayo un autentico aguacero llevando los mismos (por suerte habia comprado un chubasquero y solo se me mojaron de la zona testicular hacia abajo). Y, curiosamente, no habia vuelto a llover con tan mala leche hasta hoy, que visto pantalon corto (en mi tierra, calzonas, y de apellido, vaqueras). Ya veis, reparto suerte.

Y con este apunte personal y recordandoos que esta penya no utiliza tildes, ni ennes (entiendase enyes), ni dieresis, os abandono, prometiendo corregir toda esa ortografia una vez vuelto al hogar. Ahora me voy a comer unos sandwiches al parque del Trinity College, que con la que esta cayendo, la pulmonia seria un mal menor.

Abrazos.

Anuncios