Un día de la patria más moderno sería aquél en que en lugar de desfilar nuestras fuerzas armadas, lo hicieran los distintos pueblos, culturas y gentes que formamos el país.
Sería mucho más colorido ver por la capital a unas parejas de montehermoseños, de casitos, de mahoneses, gomeros, avulenses… con su correspondientes músicos y bailes. Eso daría mucho más sentido y despertería más la sensibilidad de todos los españoles que tanto uniforme y tanto tanque.
Además, ganaríamos en originalidad, ya que me parece que en la mayoría de los países estos desfiles (no entiendo por qué) los siguen protagonizando sus fuerzas armadas.
Yo prefiero la fuerza de la(s) cultura(s). A ver si a alguien le parece buena idea.

Disfrutad del día, que es “festivo”.

(A quienes se les ocurran más ideas que sean “aprovechables”, que las abandone aqúi, que yo las recojo).

Anuncios