Otoño, melancolía, amor, atracción, recuerdos… Momentos y palabras que bien pueden relacionarse con el amor o bien pueden traernos amoríos a la memoria. Y como uno ya se va haciendo viejo y deja de creer en tantas cuestiones vitales, hoy me he propuesto romper una lanza a favor de ese sentimiento. No por ser el mejor, si por ser el más esperado. No porquenos dignifique, sí porque lo pretendemos. No por sus momentos de ensoñación, sino también por los de sufrimiento. Porque todo cabe en esa palabra y todo se recuerda si apetece. Así, sin más, vamos a ponerle música y letra (otros ya lo hicieron,  yo sólo me aprovecho y lo comparto)…

Ves a alguien por la calle, o tomando un café te das cuenta de que te resulta especial. Te vas a casa y te cuesta dormir o  piensas en todo aquello que te gustaría haberle dicho si hubieras sido valiente. Escribes una canción y, con talento y suerte, te puede salir algo parecido a este tema que nos canta Andrés Calamaro (el videoclip está tomado de una película).

La canción que viene a continuación es la versión perfecta de todos los buenos pensamientos que se tienen sobre el futuro de un amor presente. La mayoría de las veces no se cumplen, pero pensar en la eternidad nos gusta tanto y nos hace volar tan alto que…

(Sigo sin entender como a Marc Parrot no se le tiene entre los grandes autores de la música actual española).

Algo empieza a torcerse y ahí tiramos de uno de esos grupos especiales que han aparecido estos últimos años: Tulsa. Muchas son sus canciones de desamor y dolor amorosos. Hoy me ha dado por elegir una de su último álbum (hasta ahora), porque si “algo ha cambiado para siempre” uno de los dos empezará a temblar.

El amor perdido y la útlima esperanza, cargada de cariño y buenos propósitos, esperando que la otra persona sea feliz “aunque no sea conmigo”. Interpretada por Enrique Bunbury, aunque su autor es Chago Díaz.

Y como todo esto suele resultarnos “inolvidable“, no me queda más remedio que dejaros precisamente ese tema, en la voz de El Cigala y las manos de Bebo Valdés -dos grandes- para que os embebáis.

Esta ha sido mi muy escasa selección, poco acertada (seguro) y llena de defectos (como el amor). No pretendía que fuera la mejor, no conozco tanta música ni tengo la cabeza tan amueblada. Espero que os hayan gustado y, ya puestos, que enlacéis otros videoclips que merezcan la pena y hablen de cualquiera de las fases del amor.

Si el amor os da una bofetada, disfrutadla, por si…

Anuncios