Si pena me daba ayer escribir acerca de la aberración del Puerto der Granadilla, más pena me da hoy hacerlo sobre una despedida: “Ha muerto Enrique Morente“.

Escuchando la radio camino de casa me ha asaltado la noticia. Rápidamente me he acordado de su enorme colaboración con Lagartija NIck y de su versión tremenda del “Hallelujah” (o Aleluya) que hicieran célebre Cohen Y Buckley. Y ése va a ser mi mejor y único homenaje, aunque merezca muchos más. Otros sabrán valorar su carrera y su ansia de investigación y enriquecimiento artístico más que yo, pues no soy un especialista en su arte ni en su música (internacional).

Adiós Enrique, adiós Morente…

Se marcha con “El aleluya más triste“. Y -desgraciadamente- con versiones piratas debido a que las discográficas tienen “cortada” su obra. Lo siento, como la cabecera que aparece (no hay más contenido pirata con calidad de sonido).

La noticia en la prensa:

Anuncios