You are currently browsing the monthly archive for abril 2011.

Por circunstancias me he visto pasando la semana santa -al completo, sí- en Cáceres o, mejor dicho, en casa. Esto me ha permitido tener mucho tiempo: tiempo para “bricolear”, tiempo para ver televisión, tiempo para compartir con amigos… Tiempo.

Y a pocos días de acabarse este descanso o relajación tan estupenda, se me encendió la bombilla. Nunca he creído que el trabajo sea necesario, ni mucho menos un mal necesario. Sólo es una ocupación, y la mayoría de las veces, una ocupación con fines lucrativos: un sueldo. La mayoría de la gente no sólo no trabaja en aquello para lo que se ha preparado, ni mucho menos en lo que le gusta. Trabajamos en lo que surja. Ahora mismo es muy así en demasiados casos, por desgracia. Y, además, el INRI se hace enorme, esta tarea nos lleva mucha buena parte de nuestro tiempo, de nuestra vida. Junto con dormir, la actividad que más nos ocupa. Y, me pregunto, para que todos lo “oigáis” ¿es necesario? No. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

El título de este artículo es la justa reflexión automática y sincera que se te viene encima tras leer las palabras de Ana Pastor  sobre el documental bautizado como “Inside Job“. Pero, en realidad, no sabía si escribirlo con los signos de interrogación, tal cual o con unos puntos suspensivos finales. Realmente puede ser tan interesante como  -de nuevo- frustrante y sobre todo provocador de rabia llegar a conocer los entresijos de cómo se creó, surgió y no se solucionó la crisis mundial en que aún nos hayamos inmersos. Que todos nos lo olemos. Que todos tenemos claros los culpables. Que todos nos sentimos engañados. Sí, pero confirmar que nos tratan como a gilipollas y no poder dar dos o tres golpes sobre alguna mesa no nos hace mejorar mucho la situación, más bien al contrario: de ahí las dudas en cuanto a puntuación que aparecen arriba.

Disfrutad las líneas de Ana Pastor y conseguid este documento (trailler). Aún está en cines.

Si queréis compartirlo, ya sabéis dónde estoy.

Lee el resto de esta entrada »

Este artículo trata de ser una transcricpión de los pensamientos tal cual que fueron apareciendo en mi cabeza hace algunas fechas y la valoración de lo que sucedió y sucede, algo posterior. Seguro que el recuerdo de ellos me traiciona un poquito, pero no tanto como para faltar a la verdad o alejarse de ella. Espero que quede fresquito y espontáneo, que es de lo que se trata. Y que nos haga reflexionar un poquito sobre los brutos que somos volante en mano.

Situación: algo más de las dos de la tarde (14h), el menda al volante tratando de volver a casa desde el trabajo. Zona residencial y comercial de Cáceres. Salgo de una pequeña curva y veo cómo un coche va acercándose a un “stop”, por lo que tengo preferencia, sin mucho ánimo de frenar. Por si así pensase actuar, dejo de acelerar. Efectivamente, se salta la señal de “stop”. Y compruebo que en este caso es una mujer. Dónde irás con tanta prisa, si hay una cola de coches y no vas a poder correr. Me situó detrás siguiendo su marcha y de repente pega un frenazo, ¡Madre!  ¿Y ahora? Respuesta, un coche aparcando ha detenido su marcha. Bueeeeeeno… Verás… Y acto seguido… marcha atrás y acelerón hacia atrás que casi me pega en el morro del coche (40 cms, supongamos). ¡¡Vaya tela, la tipa ésta!! Miro hacia atrás, compruebo que el vehículo que me sigue está lo suficiente lejos y doy marcha atrás para dejar más espacio, por si… ¡Otra vez se dirige hacia atrás y esta vez se queda a… nada! No creo que hubiese ni diez centímetros. ¡¡Joder!! Yo flipo. Veo por el hueco de su cristal que el automóvil que estaba aparcando ya ha acabado, y respiro más tranquilo porque ya me veía con el coche en un taller esperando a que me reparasen un golpe. Ahora acelera y continúa su marcha, pero… ¡frenazo y a doble fila! Ya no sé si reírme o pensar que está loca. Lo más gordo es que menos de diez metros por delante de donde se ha situado en doble fila hay un aparcamiento libre. Resoplo. Estoy a punto de bajar la ventanilla y comentarle algo del tipo “pero no ve que ahí delante…” cuando veo que hay una niña con un carrito de la compra acercándose a ese coche. ¡¡Joder, menudo ejemplo está dando la señora!! Y cierro la boca; prefiero seguir mi marcha con la pequeña dificultad de la estrechez que ha dejado la tipa para pasar por la calzada. Por cierto, la tienda de la que salía su hija con el carro tiene parkin. Lee el resto de esta entrada »

Leyendo “Brujula para navegantes emocinales“, una obra que trata de echar luz sobre cómo evolucionan nuestras emociones y cómo debemos ir educándolas para llegar a la salud emocional y a la felicidad, me encontré con las siguientes palabras de Bertrand Russell, que hablan de la necesidad que tiene el ser humano de los demás, incluso para conformar su propia identidad individual. Por algo ya en el mundo clásico nos definían como “animal social” o “animal político”.

“La individualidad no es un fin en sí mismo; es algo que da fruto a través del contacto con el mundo y en ese proceso sale de su aislamiento. Si mantenemos nuestra individualidad en una urna de cristal, se marchita. Se enriquece en cambio cuando fluye libremente a través del contacto humano”. (“On Marriage and Morals”, Bertrand Russell). Lee el resto de esta entrada »

Cuando hablamos del transformado Marylin Manson todos recordamos y ensalzamos la versión de “Sweet Dreams” que realizara hace ya algunos años. Sin embargo, el cantante o “showman” americano ha ido más allá, no sólo en sus creaciones y videoclips, sino en las interpretaciones más o menos logradas y personalizadas de temas ya existentes. Trataremos de dar un pequeño repaso a éstas. Los videoclips, al menos, no os decepcionarán. Para lo demás, colores y…

Five to One con “Los Trescientos”. Curiosa, y con estas imágenes que la han montado, más. Prefiero la original claramente, pero… Compartir es vivir.

Aquí tenemos un potente “Personal Jesus“, tema que como sabéis es original de Johny Cash, aunque su versión más conocida pertenezca a Depeche Mode.

Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…