El título de este artículo es la justa reflexión automática y sincera que se te viene encima tras leer las palabras de Ana Pastor  sobre el documental bautizado como “Inside Job“. Pero, en realidad, no sabía si escribirlo con los signos de interrogación, tal cual o con unos puntos suspensivos finales. Realmente puede ser tan interesante como  -de nuevo- frustrante y sobre todo provocador de rabia llegar a conocer los entresijos de cómo se creó, surgió y no se solucionó la crisis mundial en que aún nos hayamos inmersos. Que todos nos lo olemos. Que todos tenemos claros los culpables. Que todos nos sentimos engañados. Sí, pero confirmar que nos tratan como a gilipollas y no poder dar dos o tres golpes sobre alguna mesa no nos hace mejorar mucho la situación, más bien al contrario: de ahí las dudas en cuanto a puntuación que aparecen arriba.

Disfrutad las líneas de Ana Pastor y conseguid este documento (trailler). Aún está en cines.

Si queréis compartirlo, ya sabéis dónde estoy.

¡¡¡Cabrooooooooooooneeeeeeees!!!

Y totalmente a parte y sin nada que ver… ¡¡Felicicades al Sabadell por su campeonato de Europa de Waterpolo Femenino!! ¡Grandes!

Anuncios