Bien Ross McDonald o bien Willilam Goldman se lucieron con una frase que resume la tendencia natural de sobrevivir e incluso ascender de las personas que más joden a los demás. Yo tuve la suerte de toparme con esas palabras viendo la película “Harper, investigador privado“, y ahora me siento en la obligación de compartirlas… ¡Tremendas!

El fondo está sembrado de buenas personas, Albert; sólo el aceite y los bastardos ascienden“.

Nunca he encontrado ni encontraré algo más escueto para explicar cómo los que llegan arriba (políticos, altos cargos, gente poderosa…) suelen haberse llevado ya a muchos por delante para precisamente eso: llegar arriba. Por lo que una vez allí, para qué preocuparse de los de abajo, ¿verdad?

¡Hasta la próxima!

Anuncios