Nuevos tiempos, viejos vicios.

Pasan los años, más rápido de lo que a algunos nos gustaría, y volvemos a caer en viejas actividades que nunca se fueron de nuestra cabeza. Y eso que el cuerpo… ya no es lo que era, por decirlo suave.

Sí, señores, volvemos a las canchas; a las de baloncesto, sí; todas mis personalidades y yo mismo. Espero que este “resurgir del guerrero” sea provechoso para mi equipo y que lo haga, al menos, medio bien.

Mientras tanto y para calentar motores e ir poniéndonos las pilas, quería compartir con la gente que se acerca a este trocito de mí, una cancionaka. Fue el tema que nos inspiró o dio suerte (a otros aguerridos y a mí mismo) hace ya algunos años. El Sauzal (Tenerife), torneo 3X3 de la Villa del mismo nombre. Último partido de grupos. Nos enfrentábamos contra los líderes y debíamos ganar para pasar ronda. Le pedí al “dj” de la organización que pinchase este tema justo en los tres minutos finales del calentamiento y boilá… Se nos activó la mala leche y las ganas de dejarnos la piel. Se venció y… nos jodió el basketaverage. ¡Pero ese gustazo no nos lo quitó nadie!

¡¡Ese video, que rule!!

Por último, y como homenaje a mi amigo “Galis” (Javier), les meto aquí una foto de la segunda ocasión (no ala citada) en que pude disputar el torneo. No éramos el mismo equipo, pero como guiño sirve igual.

Los cuatro de El Sauzal

Tres "jotas" y una "i"

¡Viva el Baloncesto!

Anuncios