Llega diciembre, tiempo de compras, y con él algunos lanzamientos musicales que pueden resultar interesantes. Nosotros nos centraremos en dos: Bebe, la ehtremña, y Bunbury, el autopodado aragonés errante.

Y riéndonos un poco de lo ibérico vamos a empezar a hablar de ambos lanzamientos. Perdón, riéndonos de lo ibérico no (que eso ya lo muestra la duquesa de Alba y sus secuaces), me refiero a “cuestionando” su ibereicidad (palabra que posiblemente no existía hasta ahora mismo). ¿Por qué cuestionarla? Por la simpleza de que Bunbury lanza un disco de versiones de clásicos americanos en lengua hispana. Y afirmo esto porque no estoy seguro de que todas las canciones tengan base en México. Con su banda actual, los Santos Inocentes, repasa este glosario de canciones, empezando por un “Ódiame” la mar de interesante que nos ha sido presentado con un videoclipo propagandístico del propio trabajo que (tal vez sin pretenderlo) rezume humor por todas partes; sí un humor curioso el mío. Por lo que opinan aquellos que ya han escuchado el nuevo trabajo del maño, buena pinta tiene. Y considerando que a mi criterio es el mejor versionador de canciones que conozco… es muy posible que sea un discazo.

Por otro lado, se presenta el nuevo trabajo de Bebe, del que (o de la que) muchos dudarán. ¿Por qué? Porque con el sgundo nos pareció que se había sacado todo lo mejor en el primero, y que se desinfló emocionalmente en su tremendo “Pa fuera telarañas”, teniendo ya poco más que aportar con sus letras. Sin embargo, por lo escuchado hasta ahora -su primer single- parece que le ha dado por volver a estrujarse el coco antes de escribir. Eso sí, no tiene su “pa mi casa” esos aires frescos de sus primeras canciones, así que habrá que esperar a escuchar el resto. Su “Un Pokito de RockanRol” parece cambiarle el chip. Veremos si la paisana ha conseguido enriquecerse o estropearse. Veremos… Eso sí,  de los aires franceses que prometen algunos medios parece desprenderse en su sencillo “pa mi casa” un aire a lo Gipsy Kings más que a lo Piaf, evidentemente, y bajo mi estropeada lupa unos haceres muy Muchahito B.I. o mediterráneos, pues incluye vientos. Evidentemente, de una u otras maneras (afrancesada, rockera o mucha-chomediterránea), lo que es evidente es que muy ibérica no parece habernos quedado la muchacha ni su último LP.

El video de “la muchacha”: Pa mi casa. (Disculpen: dificultades con wordpress).

Lo de no tanto (en el título de este artículo y hablando de la señorita) no sólo viene por el supuesto afrancesamiento de Bebe, sino -y sobre todo- por la versión mexicana (léase mejicana) del maño. Mucho estaba tardando en sacar un disco en homenaje a Méjico, si tenemos en cuenta lo bien que habla de la música popular de allí (José Alfredo Jiménez, Roberto Goyeneche..) y algunas versiones ya realizadas tiempo ha.

No sé si Bebe comenzará pronto alguna gira por nuestra España. El aragonés sí, y parece que sólo para minorías, pues los precios de las entradas son de -nada menos- 35 euritos. No sé si su programador se piensa que Bunbury está al nivel de Led Zeppelin o Louis Amstrong, pero sí que su público le tiene estima, al menos un alta estima monetaria. Con el país sumido en una profunda crisis de la que no se saldrá en años, me parece un exceso, programador. Esperaremos a ver si alguna agencia de estas que venden de todo, pone las entradas de Bunbury en oferta a pocos días de su concierto en Salamanca.

¡Viva la música!

Extras:

  • Entrevista a Bunbury.
  • Web de Bebe (oficial).
  • Sí, Bebe tiene gira… en 2012.
  • Y lo último (recién añadido en pleno día de “la Destrucción Española”): a la Bebe se le va de las manos en la presentación: el video. ¡Dentro!

(La palabra “detalloso” no creo que esté admitida en “el Diccionario”, pero gracias a esta gran publicidad creativa… ¡ya veremos!)

(¡Dios mío, el segundo single de Bebe es horroroso, horroroso ese “K.I.É.R.E.M.E”).

Anuncios